10 cosas que detestas y que los demás consideran sagradas

El primer entrenador que tuvo Tyson decía que todo el mundo tiene un plan hasta que recibe un puñetazo en la cara. Así que conviene tener alternativas: plan B, C, D…10 ideas, y hasta 20 ideas de casi todo. Obliga al cerebro a tener ideas malas y también llegarán las buenas. Es evidente que “¡ese bruto!”, como lo llama mi madre, ya había cambiado de entrenador cuando mordió en la oreja a Holyfield. Ideas para cuando me estén ganando: a) Morder una oreja. b) Ehhh… Ahora que se acerca la Navidad te propongo unas listas inusuales, diarias. De 10 en 10. Te deslizo algunas propuestas, con Altucher. 10 cosas que detestas y que los demás consideran sagradas…

El ejercicio es fácil: anotar 10 ideas cada mañana en un bloc. ¿Que no se te ocurren? Pues 20. Se trata de meterte presión en lugar de pensar en el puñetazo que te quitará la sonrisa de la boca: ¿Y si se me ocurre una idea y es estúpida? Pues por eso que sean 10, mejor 20. Desactivarás el perfeccionismo de cartón-piedra al obligar al cerebro a que se le ocurran ideas malas, porque solo desatascando la tubería de ideas de pavo llegarán las buenas. Arriesgando.

El empresario James Altucher lo hace cada día. En una columna pone las ideas, y en la otra el primer paso.
10 viejas ideas que puedo convertir en nuevas
10 cosas ridículas que inventaría.
10 personas a las que puedo mandar ideas.
10 industrias en las que puedo eliminar al intermediario
10 cosas que me disgustan y que para los demás son sagradas, como la universidad, tener una vivienda, votar, los médicos (lo dice Altucher, eh).
10 personas con las que me gustaría entablar amistad.
10 maneras de ahorrar tiempo.
10 cosas que puedo hacer de otra manera.
10 cosas que me interesaban de niño y que sería divertido explorar ahora.

Envía un comentario