Aficiones muy productivas

No hay que ser un workaholic para producir al máximo. Hay hobbies que contribuyen a la eficiencia. Tal que darle al running, al baile, coger los pinceles, cocinar, explicarte por escrito, relajarte con el yoga o probar la jardinería.

ballet-1030921_1280

Running
Dicen los entendidos que el running aporta relajación, forma física y habilidad para focalizarse en algo, lo cual es crucial para conseguir objetivos laborales. Lo mejor de correr es que se puede hacer en un centro de entrenamiento, claro, pero también en la calle, a cualquier hora.

Baile
Es una de esas aficiones que, para empezar, llevan al adulto a buenos momentos de la vida pasada. Buenas sensaciones, por tanto. Y además el baile potencia el sentido de la responsabilidad, la disciplina y hasta el trabajo en equipo. Bailar requiere dedicación, cumplir con horarios de ensayos, y comprometerse con el grupo. Y, por si fuera poco, las coreografías ayudan con la memoria y la coordinación.

Pintura
Este hobby es sintomático: sólo para creativos. Pintar posibilita pensar, y plasmar deseos y pensamientos en el lienzo. Dedicarle tiempo a esta afición ayuda a trazar estrategias laborales.

Cocina
Cocinar es mayormente concentración, paso a paso, y diversión. Y previsión, porque se trata de ir preparándose sin pausa para el momento siguiente de la receta. Esta afición es además buena para ahorrar: tiempo y dinero, porque mientras piensas puedes dejar hecha la comida o la cena del día siguiente.

Escritura
Puedes probarla como un respiro: el de soltar lastre sobre el papel.
Negro sobre blanco. Y según vayamos cogiendo consistencia pues servirá para explicar y explicarse, para hacer informes, para crear, para que vuele la imaginación, para trazar objetivos…

Practicar yoga
Aquí una afición para borrar pensamientos nocivos y concentrarse en el aquí y el ahora. Los resultados, sí un hobby puede dar frutos, los resultados son saludables: al nivel corporal y emocional. Preparado para los desafíos que vengan.

Siesta
20 minutitos, eh, nada de pijama y penumbra. Esa cabezada después del almuerzo: favorece la memoria, recarga pilas…

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario