7 hábitos diarios de felicidad

Ejercicio físico, estimulación mental, estimulación espiritual/artística, hacer una buena acción, disfrutar de una pausa con un amigo, darse un capricho, felicitarse a uno mismo.

Ejercicio físico.- A diario. Liberarás endorfinas, esos antidepresivos naturales, sin los peligros ni el coste de los fármacos. Busca el momento… y lo encontrarás.

Estimulación mental.- Haz algún ejercicio intelectual cada día. Crucigramas o similares. Lee unas páginas de un libro. Conversa con un amigo sobre un tema abstracto, al menos durante 20 minutos. Escribe un artículo breve o un diario personal. En definitiva, cualquier vía para el pensamiento activo. Ver la tele no cuenta, jeje, ni siquiera programas culturales.

estimulación espiritual.- Necesitas media hora para dar de comer a la imaginación o al espíritu: yendo a un concierto, a un museo, al cine, leyendo un poema, viendo amanecer o atardecer, mirando las estrellas… o yendo a otros eventos que te estimulen (una reunión social, por ejemplo). La meditación es efectiva, también.

haz algo por alguien.- Basta con un acto de amabilidad aleatorio, como pagar el parquímetro a otra persona o desviarte para enseñarle el camino a alguien. El acto altruista más sencillo puede tener un gran impacto en tu espíritu.

comparte una pausa agradable.- En torno a un café o cualquier bebida, o para comer o dar un paseo. Mínimo media hora, ¡ininterrumpida!

darte un capricho.- Como inspiración empieza por hacer una lista de los caprichos que puedes darte, y tacha al menos uno por día.

felicítate.- Por haber cumplido los hábitos anteriores. Hacen falta cinco de los siete para cumplir el objetivo de ser más feliz. Objetivo: vivir días que merezcan la pena vivir.

lo próximo: Las estratagemas para ser feliz a medio plazo: objetivos asequibles, flexibilidad, buena relación de pareja, algunos amigos felices, algunas alianzas profesionales estrechas y evolución hacia el estado de vida ideal.

 

Envía un comentario