Café italiano y piadinas en un espacio elegante y acogedor

Decorador de cine y televisión, de espacios temáticos y bares sorprendentes, y de escenografías de teatro y ópera, ha abierto un café en Móstoles con una estética luminosa, colorista y acogedora y un nombre inusual por estos pagos: La Piadina de Rho. Carlos Ferrer y su hija Lara se han propuesto que todo Madrid pruebe su café italiano y ese bocadillo sorprendente con pan de la zona romagna hecho a base de harina de trigo, agua, sal y “strutto”, que es a lo que llaman “piadina”, y que puede ir con relleno salado, de la “pancetta” al “salame Milano”, o dulce, de la nutella al dulce de leche.
La inspiración le llegó a Carlos en Milán, trabajando en un pabellón de la Expo 2015. “Todos los días comíamos un bocadillo típico del norte de Italia y que es desconocido en Madrid: la piadina”. Ese deseo confluyó con las ganas que tenía de generar, en paralelo a su taller, un espacio acogedor para leer con un buen café y bollería casera, y donde degustar un menú fuera de lo habitual, con pasta casera rellena y diferente cada día, fiambres, quesos, verduras, ensaladas y menú diario, todo auténtico italiano.

Piadina 1
La Piadina de Rho es una muestra de que el reciclado puede ser elegante: sillas, mesas, cajones, aparadores, la madera con que está forrado el local, el espejo principal, la cristalera, todo tuvo una vida anterior a la presente en la Piadina, salvo el papel pintado y encaja a la perfección. Y todo con un propósito único: agradar, a la vista, al paladar. Gustar: “Para nosotros lo importante es que vuelvas”, transmiten al cliente sin decírselo. En un suspiro el espacio se ha convertido en lugar de reunión y de conversación, incluso en lenguas distintas a la española, que tienen intercambio de idiomas los domingos por la tarde, por ejemplo.

Piadina 2

La Piadina de Rho

c/Miguel Ángel, 30
Móstoles
Reservas:
91 599.42.80

Envía un comentario