Carne perfumada y otras autenticidades argentinas

A ver qué tal suena esto: unas mollejas tiernas y crocantes; un asado de tira cortado en transversal, de un dedo de espesor y con los 4 huesos a la vista en cada porción; o un chuletón de lomo alto que ha hibernado 25 días en la cámara para tener un sabor incomparable. En El Porteño, restaurante argentino en Móstoles, la autenticidad es un modo de estar en el mundo. Basta con escuchar a Beatriz y Fabián, propietarios, hablar de esa parrilla donde las carnes se hacen sobre la cama de brasas adecuada, que ese costillar supremo que te comerás a las dos de la tarde, por ejemplo, lleva sobre la parrilla con el fuego mínimo, justo, desde las 11 de la mañana. “Carne hecha, perfumada, con todo el sabor”, describe Fabián,_MG_8246 preciso. Esta cocina les funcionó durante 20 años, en espacios por los que paraban celebrities. ¿Y entonces? “Uno se cansa del trasnoche, de la madrugada…”. Así nació El Porteño, en Móstoles, familiar, distinto, curioso… “y por 20 euros se va uno bien comido o bien cenado”. Que se lo pregunten al actor Ricardo Darín, al que se le ha visto ya comer en El Porteño.

 

el porteño 1El Porteño
Camino de Humanes, 7 Móstoles
91.262.05.52

 

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario