Caso Ullate: “¿Y nosotros con quién nos vamos?”

El final de la Escuela de Danza Víctor Ullate y el Ayuntamiento de Alcorcón recuerda a esas parejas que se rompen por un reproche que no tendría importancia en otro momento. Oye, tenemos que ordenar las cosas. ¿Ordenar? Ah, pues… mira, ahí te quedas. Portazo. La gota y el vaso. Y los 600 alumnos, como hijos, mirando con cara de: ¿Y nosotros con quién nos vamos?

La gota fue que el Gobierno municipal de Alcorcón, de PSOE y Podemos, dijera que la Escuela Víctor Ullate, de titularidad privada, estaba en una “irregularidad grave” por funcionar en instalaciones públicas municipales sin actualizar el contrato “desde 2013” (con otro Gobierno, del PP). Que la escuela estaba “cobrando un precio a familias sin abonar ningún tipo de gasto por el uso de las instalaciones municipales” y que el alumno estaba “desprotegido” sin la relación contractual con el Ayuntamiento.

En la Escuela Víctor Ullate no han soportado las “acusaciones” y la apertura de un expediente, y han decidido cerrar definitivamente. Tras las vacaciones no habrá curso. ¿Resultado? Los 600 alumnos que antes estaban “desprotegidos” ahora están sin escuela. El equipo de Gobierno dice que busca “posibilidades para ofrecer lo antes posible un servicio de estas características que garantice el desarrollo de actividad en base al estricto respeto a la ley”. Antes de romper las relaciones, se hablaba de una opción de prórroga hasta junio, para terminar el curso. Pero hoy ya no es una opción.

En este otoño el maestro Ullate cerró su compañía, cansado de años “al límite” financiero y sin energía ya para seguir avalando con su patrimonio la continuidad de esta factoría de danza. En ese momento, ante la incertidumbre de alumnos y padres, Ullate anunció que la Escuela seguía y también su Fundación, que ayuda mediante la danza a niños en riesgo de exclusión.

Desde afuera, se percibe que todos tienen sus razones: el Ayuntamiento queriendo “regularizar” la relación con las empresas que prestan servicios en instalaciones públicas. Desde la Escuela Víctor Ullate dicen que llegaron a Alcorcón -con Gobierno entonces del PSOE (sin Podemos)- con un acuerdo de cesión de instalaciones municipales a cambio de hacer “actividades” para la ciudad, y que han cumplido.

¿Y los alumnos? Pues se apuntaron con la ilusión de formar parte de una escuela que funciona en Madrid desde 1983 y en la que se han formado bailarines que hoy tienen prestigio internacional como Tamara Rojo (directora del English National Ballet), Ángel Corella (director del Pennsylvania Ballet), Joaquín de Luz (bailarín principal del New York City Ballet) o Lucía Lacarra (primera bailarina del Ballet de la Ópera de Munich).

En las escuelas de danza del sur están expectantes ante la posibilidad de recibir ex alumnos de la Escuela Ullate por Navidad.

Envía un comentario