Comida de récord: ¿Quién se anima?

La tarta de frutas más larga, de 3,18 kilómetros (China); la taza de chocolate caliente más grande, con 4.816 litros (México); o la pizza comercial más grande disponible comercialmente, de 2 metros cuadrados (Estados Unidos) son ejemplos de comida gigante con Récord Guinness. ¿Creías que tu cena última del año era exagerada? Echa un vistazo a esta galería de uvas agarradas con los pies, bolas de helado en equilibrio, 68 horas y media cocinando sin parar…

El italiano Dimitri Panciera tiene el récord de bolas de helado en equilibrio: 125 bolas en un cucurucho, intactas durante 10 segundos, y lo hizo en un plató de televisión.

La profe de matemáticas estadounidense Michelle Lesco tiene el Guinness de engullir: un plato atiborrado de pasta en 26,69 segundos, 2,44 kilos de mayonesa en tres minutos, y hasta un perrito caliente sin manos en 21,6 segundos.

En Brooklyn, un tal Joey Chestnut se manducó 74 perritos calientes con sus bollos correspondientes en 10 minutos. Y el paquistaní Muhammad Rashid abrió 29 sandías con la cabeza en medio minuto, ejemplares de 4 kilos, maduras y con la piel firme, que esas eran las condiciones.

El indio Arpit Lall comió 53 uvas que agarró con los dedos de los pies en 180 segundos: la cosa iba de atraparlas con las extremidades inferiores y terminar el ciclo ingiriéndolas. No era nuevo Lall en récords Guinness: tiene también el de huevos crudos cascados y comidos en 39 segundos… esta vez ayudado con las manos.

Doble récord también es el del estadounidense Ashrita Furam: atrapó con la boca 70 golosinas tipo lacasitos que le lanzaba otro individuo a un mínimo de 4,5 metros de distancia. Y se bebió a toda boca 200 ml de mostaza en 13,85 segundos.

Un libro demasiado… ¿inspirador?

Uno de los cómplices de Papá Noel le trajo a mi hijo mediano el libro que yo no quería comprarle, Guinness World Records 2020, por no estimular sus fantasías innatas: “¡Papá, mira, un chico se comió 31 ositos de goma en un minuto ayudado solo con un palillo, y 19 nubes sin manos!”.

Me lo imagino dentro de 10 años preparando la receta del pollo frito de su abuela como ese tal Rickey Lumpkin que lo cocinó sin parar durante 68 horas y 30 minutos y 1 segundo, en plan solidario, en California. De momento, me lo temo ordenando alfabéticamente las letras de un paquete de sopa de letritas, como ha hecho Cody Jones, en los Estados Unidos: de la a hasta la z en 3 minutos y 21 segundos.

En plan de comida gigante entre todos, México presentó una ración de guacamole de 3,78 kilos. No quiero ni pensar en cómo sería el paquete de nachos para acompañar… Turquía hizo el Récord Guinness con un pastel de 513 kilos, y Vietnam con 1.359 kilos de fideos instantáneos, de arroz con carne de ternera, para el que fueron necesarios 52 cocineros y 31 ayudantes.

A ver si un día el sur de Madrid se anima y lo intenta con…

Envía un comentario