¿Cómo afilan la sierra los gobernantes de las ciudades del sur de Madrid?

¿Qué hace una alcaldesa o un alcalde en un domingo como este, con hora extra? ¿Dormir un rato más? ¿Estar con la pareja o la familia? ¿Hacer ejercicio? ¿Leer?

En la vorágine parece que un domingo de pequeñas cosas no es permisible. A mí me gusta pensar lo que a Bruce Barton: “Cuando considero las tremendas consecuencias de las pequeñas cosas… me siento tentado a pensar… ¡que no hay cosas pequeñas!”.

Lo de afilar la sierra es por aquel leñador que se tomaba tiempo cada jornada para afilar su instrumento y al final obtenía más beneficio que el leñador que no se permitía ni un segundo para descansar, pensando que así llegaría más lejos. Afilar la sierra es una buena estrategia.

Vamos a ir preguntando en los próximos días a Ana Millán (Arroyomolinos), Natalia de Andrés (Alcorcón), Noelia Posse (Móstoles), Sara Hernández (Getafe) y Francisco Javier Ayala (Fuenlabrada), entre otros, qué hacen para renovarse periódicamente. Cómo afilan el físico, la dimensión espiritual, la mental y por supuesto la social/emocional. Cómo se ejercitan, cómo llevan la nutrición, cómo controlan el estrés, cuáles son sus valores, qué estudian, si meditan, si leen, escriben y planifican, y cómo trabajan su vocación de servicio, su empatía… Empezamos un camino vibrante y sin expectativas.

Envía un comentario