Con langostinos, bici de montaña o disfraz: “las” San Silvestre

La madre de «las» San Silvestre en España nació en un bar, como tantas ideas por explotar. En el Bella Luz, de la calle Monte Igueldo en Vallecas, año 1963, en una reunión de amigos. Desde entonces, el 31 de diciembre y las vísperas es día de carrera o de trotar disfrazado en la Comunidad de Madrid, porque San Silvestre es tan competición como fiesta. En Getafe es el 30 de diciembre y el premio para el ganador son 40 kilos de langostinos, más los jamones en las tres metas volantes. En Móstoles es el 28 y participan más de 1.000 corredores y… mediopensionistas. Y en Arroyomolinos para el 29 de diciembre de este año han innovado con una versión en bicicleta de montaña, con 52 kilómetros por una vía pecuaria y chocolatada final.

En el primer año de la San Silvestre vallecana corrieron 57 corredores, pocos comparados con los 42.000 de la última edición, pero con mucho ímpetu. En 1981 entraron las mujeres en competición, y venció Grete Waitz, nueve veces ganadora de la Maratón de Nueva York. El récord lo tiene otro corredor legendario, Eliud Kipchoge, que ostenta el récord estratosférico de maratón, por debajo de las 2 horas. La vallecana se celebra el 31 por la tarde, justo como para ducharse al termina y llegar a cenar con la euforia de la carrera. Chema Martínez, inolvidable, triunfó en 2003.

La San Silvestre de Getafe se corre el último día del año pero por la mañana. La distancia son 10 kilómetros, y es una carrera con nivelazo, tradición y un aroma a marisco: durante años los organizadores daban al ganador su peso en langostinos; ahora lo han dejado en 40 kilos, bueno más el jamón al pasar por cada meta volante. Vamos, que el ganador sale con la cena pespunteada para toda la familia.

La otra gran San Silvestre con solera es la de Móstoles, que tiene en estos últimos años más sabor popular que gusta tanto a quienes corren para divertirse pero que desean hacer un buen puesto con un ritmo de aficionado, de 4 minutos por kilómetro, en los 8 de trayecto, caso del que suscribe estas líneas.

Entre las novedades de este año en el sur-oeste de Madrid destaca Arroyomolinos con una modalidad de San Silvestre en bicicleta de montaña. 52 kilómetros por vía pecuaria. El día 29, por la mañana.

Quien se anime y esté en forma puede hacer la mostoleña el 28, la ciclista en Arroyo el 29 y elegir entre la getafense, el 31 por la mañana, o la vallecana el 31 por la tarde.

Envía un comentario