Coronavirus: La policía pedirá una “declaración jurada” a peatones y conductores

Con 1.350 muertos y 1.612 personas ingresadas en la UCI por coronavirus, entramos en ese escenario en que ya cada uno de nosotros tiene a un conocido, un amigo o un familiar enfermos, en la UCI o incluso fallecido. Cuando les toque de cerca, incluso a los irresponsables se les quitarán de golpe las ganas de saltarse la cuarentena… Entre tanto, la policía municipal (primero en Madrid) ha anunciado que pedirá “declaración jurada” de responsabilidad a quienes estén en la calle. Porque todavía hoy abunda la gente que ¡miente!: ni tiene familiares dependientes, ni va al trabajo, ni a la farmacia… 1.350 muertos y ellos de paseo.

—Estuve 3 años escondida en un pozo bajo tierra para que no me mataran, y 2 años en el gueto, sin bañarme y casi sin comida. ¿La gente no puede aguantar 2 semanas en su casa? —dice una superviviente del holocausto nazi.

He elegido este testimonio para compararlo con la ligereza con que miles de personas se toman todavía hoy la cuarentena. Y, a falta de conciencia ciudadana, la policía municipal de Madrid empezará a pedir “una declaración jurada” de responsabilidad a personas que estén en la vía pública, a pie o en vehículo.

En el momento los agentes dejarán marchar pero harán un atestado para confirmar si ha dicho la verdad o ha mentido. Los que hagan una declaración y se demuestre que es falsa, en función de la gravedad recibirán multa, citación judicial y podría derivar hasta en pena de cárcel, si hubiera reincidencia.

Las sanciones por incumplir las restricciones van de los 100 a los 600.000 euros. Todos lo sabemos a estas alturas. Pero menudean quienes se las saltan porque ellos seguro que aguantarían un holocausto (son de los que dicen A mí lo que me echen…), pero se les hace cuesta arriba una semana en casa sin ver a los amigos, sin correr, si dar una vuelta por su segunda residencia o sin comprar ese chocolate que solo tiene el supermercado de la otra punta de la ciudad.

Si hablar ya del trapicheo de sustancias ilegales: los adictos tendrán que conseguirlas, aunque para ello pongan en riesgo a los demás.

El coronavirus ha causado ya 1.350 muertos en España (ya será alguno más, cuando leas estas líneas), 24.926 contagiados (ya serán bastantes más), 1.612 personas ingresadas en la UCI. Pero los irresponsables no pueden quedarse en casa unos días más. Son esos mismos que, cuando se les muera alguien cercano, pondrán el grito en el infierno y acusarán a todas las instituciones de su fatalidad.

Vendrán días de rabia… Y la delincuencia, que ahora se ha reducido a la mitad, aumentará. Y las fuerzas de seguridad estarán exhaustas, si tienen que gastarse en asuntos de conciencia de cada uno. Quedaos en casa, por favor.

Envía un comentario