Desconexión

Muchos identificamos septiembre con el inicio del año. Años empezando el curso en septiembre nos tiene marcados, pero siempre es bueno aprovechar para empezar nuevos proyectos o eliminar malos hábitos, quizá sea buen momento para dejar uno de los peores: dejarse influir.

Vivimos el tiempo que se conocerá como la sociedad de la información, estamos intoxicados de información, todo el mundo quiere que pensemos como les interesa a otros, y, según los mensajes que nos lleguen,acabarán inclinando nuestra forma de pensar
y actuar.

Hace unos años, cuando visité un cliente en plena crisis, me contaba lo bien que le iba, nada le afectaba, parecía un oasis en el desastre económico. Al poco entró en las redes sociales, y observé cómo empezó a compartir noticias y opiniones negativas que le llegaban, aun cuando la economía ya no empeoraba. Meses después me llamó para anular su seguro porque cerraba. Cuando le pregunté el motivo, solo dijo: “Es que todo está muy mal”. Se dejó influir y se contagió.

Quizá sea momento de responsabilizarse, de empezar a tomar el control, de elegir qué queremos escuchar. Hace más de un año que quité la antena del coche. No quiero escuchar obligado más radio económica, más música… más publicidad. Solo reproduzco
podcast que me aportan algo, me hacen más optimista, que me enseñan. Soy más feliz, y el negocio es mejor porque no dependo del humor con que se levanten esos tertulianos capaces de sentenciar sobre cualquier tema. Y, cuidado, porque probablemente tú ya piensas como alguno de ellos.

¡Desconecta de las malas influencias!

Ángel del Amo, mentor
www.angeldelamo.es

 

electricity-1968982_1920

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario