El buen maître

“La primera sensación cuando entramos a un establecimiento puede que condicione el resto de nuestra estancia; ese primer contacto, esa recepción, ese saludo, nos da la primera impresión del sitio en el que vamos a estar…”. O sea, el maître o jefe de sala. Habla Manuel Bovia del Viso, presidente de la Asociación de Maîtres y Camareros de España. Dice que el buen maître es observador y analista, conoce a la clientela, cuida de la casa y se sabe comportar en momentos de gran tensión. Es amable y atento de una forma natural, sí esa naturalidad que solo tiene quien disfruta de su profesión, y la de servir puede ser especialmente gratificante. Tiene trazas de líder porque encabeza un equipo, dotes de mando y diplomacia suficiente para que el personal esté cohesionado. Es organizado y a la vez sabe improvisar, y es memorioso para reconocer a sus clientes y anticiparse a sus demandas. El buen maître tiene una imagen impecable: elegante, educado, discreto y con don de gentes. Dice el consultor y presidente de los Maîtres y Camareros de España que todas esas cualidades son las que generan clientes satisfechos y, en consecuencia, clientes que repiten y que serán embajadores del establecimiento.

glasses-341552_1280

Bovia cuenta que la de maître es una de las profesiones más antiguas de la restauración. Data del Renacimiento, mínimo. En las fiestas de la corte francesa y la corte italiana había un responsable de los mayordomos que coordinaba la cocina y la sala y que garantizaba el éxito de las celebraciones. La figura ganó relevancia con los padres de la hostelería moderna, caso de Cesar Ritz, el gran maestro de ceremonias, formado en Suiza y Francia y que abrió los hoteles Carlton en Londres y Ritz en París. Servicio integral, servicio personalizado. A España la corriente llegó al inicio del siglo XX, a través de hoteles como el Real en Santander, y el Ritz y el Palace en Madrid. Y en restauración los maîtres de renombre cristalizaron en Horcher (1943) o Jockey (1945) y Zalacaín (1973). En la segunda parte de El Buen Maître hablaremos del presente y el futuro de una profesión clave en la restauración, por mucho que algunos se empeñen en borrarla del mapa.

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario