El coronavirus se apunta a las aglomeraciones de jóvenes: un tercio de los contagiados sufrirá consecuencias graves

Ya lo decía Gil de Biedma y lo cantó Loquillo: “Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde”. Los jóvenes piensan que van a llevarse la vida por delante y es el coronavirus el que se está extendiendo entre ellos, con las celebraciones del verano.

Los contagios entre adolescentes y veinteañeros ha rebajado la media completa de enfermos covid hasta los 46,3 años en el caso de los hombres y a 50,5 años en el de las mujeres. Más datos reveladores: hoy el 70 por ciento de los casos pasan la covid de forma asintomática o con síntomas leves, según el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que aconseja a los jóvenes que vivan el verano “de otra manera”, sin aglomeraciones y sin socializar con demasiados grupos.

–Hay que tener cuidado de moverse con un número excesivo de grupos diferentes, y uno tiene que aprender a valorar mejor a sus amigos más cercanos –ha dicho Simón.

Lo peor de todo: los jóvenes son los vectores de contagio entre la población de cualquier edad, y además un tercio de ellos sufrirá la versión más dura de la enfermedad, con sus secuelas respiratorias, cardíacas y hasta cerebrales. Distintos estudios mundiales advierten del riesgo que viene para los jóvenes de 18 a 25 años, un 33 por ciento de los chicos que se contagien y un 30 por ciento de las chicas sufrirán la covid de forma grave.  Y el tabaquismo también contribuirá. Igual que haber sufrido algún problema cardiovascular, hepático, tener diabetes, obesidad…  

Los científicos inciden en la influencia del tabaquismo: más probabilidad de que la covid-19 se agrave, más riesgo de ingreso en la UCI y hasta un mayor peligro de muerte.

Envía un comentario