El genio interno

Os presento a un genio que no sabe de lámparas ni de ira. Un genio que, tú y yo, llevamos puesto y que te invito a potenciar. El genio interno es eso que nos encanta hacer, que hacemos muy-muy bien y que hacemos con facilidad. Vamos que incluso lo haríamos gratis…

Nos divierte. Nos apasiona. Y a veces lo tenemos olvidado entre tanta inercia. Hablamos de esa genialidad particular de cada uno y que las personas de éxito lo han convertido en bandera, guía y propósito de vida. No sé cuál será tu caso, pero menudean las personas que se pasan la vida haciendo de todo, incluso cosas que no se les dan bien y que otros podrían hacer mejor, más rápido y a menor coste. Lo digo porque si te propones delegar esas tareas, podrás dedicarle el tiempo y la intensidad que merece a tu genialidad interior: podrás concentrarte en lo que te encanta hacer, aumentarás la productividad y disfrutarás más.

¿Y entonces qué es lo que pasa? Pues que, sobre todo cuando vas por el buen camino, te sueles comprometer a hacerlo todo solo y ese hábito te impide dar el salto. ¡Suelta! ¡Pero si todos deseamos soltar! Haz lo que te gusta y el dinero vendrá solo. Empezar pensando solo en hacer dinero es un error a medio y largo plazo. Malcolm S. Forbes decía que uno de los grandes errores de las personas es no intentar ganarse la vida haciendo lo que más les gusta. Las estadísticas, tan orientativas, dicen que la mayoría de empresarios dedica menos de un tercio del tiempo a su genio interno y a sus capacidades únicas. Identifica a tu genio interno y delega todo lo demás.

aladdin-2029718_1280

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario