El poder de la sencillez

La sencillez tiene una fuerza arrebatadora. Déjate de complejidades y pregúntate, a bocajarro: ¿Qué es lo que quiero en la vida? Una sola pregunta basta. Sencillo, ¿verdad? Pues ahora busca 20 respuestas, o más. Porque solo si sabes lo que quieres, podrás hallar el modo de conseguirlo. “Es imposible”, le decían a uno de los pioneros. “¡Háganlo de todos modos!”, insistía él. Y lo logró. Cada vez tengo más claro que la vida va de lo que nos obsesiona, de lo que deseamos profundamente, de trazar un plan para conseguirlo, sea lo que sea, y de pagar el precio. La vida es un juego: disfrútalo, no te hagas trampas. La grandeza está reservada para quienes piensan en lo que quieren y lo intentan. Sencillez, claridad y precisión. Y corazón: pon el corazón en todo lo que hagas. La vida premia a los que se entregan totalmente, aunque pueda parecer que han fracasado. Somos dueños de nuestras actitudes. Convertimos en realidad los pensamientos y actitudes que tenemos. Tú decides cuando dejas de tener pensamientos timoratos y te atreves. Todo lo que nos suceda en el camino tendrá un sentido, aunque a veces nos cueste entenderlo.

dear-heerbeestje-2854210_1280

Envía un comentario