Encuentra tu

twenty-1124737_1920

El 20 por ciento de la ropa que tienes en el armario la usas en el 80 por ciento de las ocasiones. Hay un 20 por ciento de la alfombra que recibe el 80 por ciento de los impactos. Es el principio del 80/20: hay un 20 por ciento de cosas/esfuerzos que te genera el 80 por ciento de los resultados. ¿Conoces tu 20?

Encuentra tu 20 y estarás en el camino del éxito. El 20 por ciento de lo que haces mejor, el 20 por ciento de tu clientela, el 20 por ciento de los ejercicios que realizas en el gimnasio, el 20 por ciento de los libros que lees… Suena evidente, pero hasta el sentido común nos lo pone difícil a veces: en lugar de volcarnos de lleno en lo que hacemos muy-muy bien (ese 20), intentamos mejorar lo que no hacemos tan bien, e incluso lo que hacemos mal. ¿Consecuencia? Pérdida de tiempo, cansancio, resultados distintos a los esperados.
Tenemos que agradecer el descubrimiento a Vilfredo Pareto, hace más de un siglo: investigando los patrones de riqueza en Inglaterra descubrió que el 20 por ciento de la población disfrutaba del 80 por ciento de la riqueza. Y que este patrón se daba en muchos más ámbitos. Para mí el principio de Pareto resultó revelador cuando me di cuenta de que la vida podría hacerse mucho más simple, si me centro en mi 20 por ciento de todo: mis clientes, mis referentes, mi tiempo libre, mis proyectos, mis aprendizajes…

Simplifica y decide
Haz menos. Y lo que hagas hazlo mejor. Libera el 80 por ciento del tiempo para potenciar lo que te da resultado. Aplicado a la venta, por ejemplo: el 20 por ciento de los vendedores genera un 80 por ciento de las ventas. Observa a esos vendedores eficaces: qué tienen en común, cómo lo hacen, a qué aplican su 20 por ciento de tiempo hiperproductivo. Simplifica. Elimina lo que no cumpla unos estándares de éxito. Aplicado a las decisiones: las importantes, las del 20, tómalas tú. El 80 restante, delégalas. Trabaja en tus horas más productivas, en ese 20 por ciento de la jornada; sin interrupciones. Reduce los objetivos satélite: céntrate en el meollo, en el 20, y verás resultados.

Trayecto 20
1.- Corre hacia el 20 por ciento más productivo de cada actividad: sumérgete, hazte experto. Explota los 20 por ciento de todo. Asóciate con el 20 por ciento de las personas que serán efectivas y mueve recursos, dinero, material, del 80 por ciento no productivo.

2.- Busca el 20 por ciento de las estrategias de aquí y de allá, cópialas y mejóralas. Y cárgate el 80 por ciento que se va por el sumidero. Lo notarás en el alivio de la tensión, en los gastos.

3.- Piensa en grande especializándote en nichos pequeños. Y desarrolla habilidades clave. Que esa actividad te guste y que tenga que ver con lo que mejor haces,
con tu 20.

4.- Identifica qué 20 por ciento de tu esfuerzo genera el 80 por ciento de tus resultados.

5.- Aprende de los mejores. Aprende. Autoempléate, lo antes posible. Luego, dirige, rodéate de creadores de valor.

6.- Utiliza proveedores externos para todo, salvo para ese 20 por ciento en el que haces maravillas.

7.- Y mira a tu vida, tu trabajo, tu empresa, tu tiempo, tu formación, tu actividad deportiva. Descubierto tu 20, te será incluso muy fácil eliminar tus distracciones.

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario