Escuchar: ésa es la cuestión

Escuchar es más importante que leer, hablar y escribir. Casi la mitad del tiempo que dedicamos a comunicarnos lo pasamos escuchando. Y lo hacemos sin adiestramiento previo apenas. Creemos saber escuchar porque lo hacemos continuamente. Pero escuchamos desde nuestro marco de referencia.

5 niveles
Ignorancia, Escucha fingida, Escucha selectiva, Escucha atenta y Escucha empática. Aquí los cinco niveles de escucha. Solo el empático supone entrar en el marco de referencia del interlocutor. Escuchar de verdad significa ir más allá de la autobiografía, del sistema de valores y del propio juicio, y sumergirse en el punto de vista de otros. Es la escucha empática. Poco común. Es más que una habilidad.

Te pido que escuches
“Cuando te pido que escuches y te pones a darme consejos, no estás haciendo lo que te he pedido. Cuando te pido que me escuches y te pones a decirme por qué no debería sentirme de ese modo, estás hiriendo mis sentimientos. Cuando te pido que escuches y te parece que debes hacer algo para solucionar mi problema, me has fallado, por extraño que parezca”.
¡Escucha! “Solo pedía que escucharas, no que hablaras o hicieras, solo oírme… Puedo valerme por mí mismo, no estoy indefenso. Cuando hacer algo por mí que puedo y necesito hacer yo mismo, incrementas mi temor y mi sensación de ineptitud. Pero cuando aceptas como cierto que me siento como me siento, por muy irracional que resulte, puedo dejar de intentar convencerte y pasar a la cuestión de comprender qué se esconde detrás de esa sensación irracional”.
“Y, cuando está claro, las respuestas resultan obvias y no necesito consejos”. Y lo firma el doctor en Medicina Ralph Roughton.

 

 

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario