Estudiantes contra el acoso: “Que te quieran pegar es algo muy duro”

Los episodios de acoso empezaron en 4º de Primaria. “No sabes qué hacer, a quién recurrir. Solo sabes que cada día va a ser lo mismo, que vas a sufrir, que vas a estar sola en los recreos… Que te quieran pegar es algo muy duro”. Ahora es “alumna ayudante” en el instituto Menéndez Pelayo de Getafe, en un proyecto contra el acoso. Ha participado con otros estudiantes del centro en un videoclip del rapero Chafi para acabar con “tanto testigo mudo, tanto testigo que calla”.

El clima en la presentación del videoclip era tan de confianza que una estudiante se atrevió a contar su sufrimiento de cuando llegó desde Brasil.
—Hay que ser valiente para hacerlo—, dijo la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, en un clima de confidencia, tras la proyección del vídeo.

Otra alumna más se animó a relatar su experiencia desgraciada en un centro en Villaverde.
—“Fui objeto de acoso. Nadie hacía nada y me tuve que cambiar de centro”, dijo entre aplausos.

Lo que han conseguido entre todos los alumnos de secundaria del Menéndez Pelayo es que el acoso no sea algo oculto, un motivo de vergüenza. La directora, Mª Carmen Ínsua, lo puso en contexto:
—En el instituto aprendemos a crear un mundo mejor, un mundo en paz. Surgen conflictos, pero los usamos para aprender. Resolverlos es una manera de aprender y avanzar en la vida—, dijo.

Habló de los alumnos ayudantes, comprometidos, que dedican recreos y hasta tardes a mejorar la vida del centro. Y como entre ellos hay mediadores, que observan la convivencia y cuando hay conflictos que se pueden resolver de manera pacífica, ejercen de mediadores.
—Pero hay conflictos que no sirven ni para aprender, que deben desaparecer, conflictos contra los que luchar activamente. Como el acoso: cuando una personas se siente sola, va al centro escolar con angustia. Personas que son tímidas, o que no saben relacionarse o por una peculiaridad o porque sí… y hay otras personas que las ridiculizan—, comentó.

Depende de todos

—El acoso existe por dos razones: por algunas personas incapaces de empatizar y que hacen daño, y por un número importante de personas que lo ven y no hacen nada. Que el acoso deje de existir depende de la comunidad. No puede haber testigos mudos, testigos que no hacen nada. Son responsables como los que hacen daño—.

En el proyecto participa la Unidad de Agente Tutor de la Policía Local, que ejercen de mediadores tanto en el ámbito educativo como a pie de calle. El rapero Chafi ha aportado además una historia que inspirará a todas esas Alicias que ya no se pueden levantar de la cama, que piensan en el suicido, que se ven dentro de una jaula. Y a todas esas “Patricias” que, en vez de grabar y reproducirlo en las redes de “troles y trolas”, se atreven a ayudar. Aquí puedes ver el vídeo.

—Getafe es una ciudad que nunca para y que nunca calla. Y, por su tradición y por su presente, siempre se levanta contra las injusticias— dijo la alcaldesa. —No sois plenamente conscientes de la importancia que tiene el paso que habéis dado (…). Hay muchas Alicias que sufren el acoso en silencio y afortunadamente muchas Patricias que deciden no callar, que tienden la mano a quienes lo están pasando mal—.

Getafe tiene unos 10.000 alumnos en secundaria y la Unidad de Agente Tutor ha participado «16 o 18 casos» que finalmente no han llegado a protocolo de acoso. Quizás se evitaron por hacerlos públicos antes de que se alargara en el tiempo.

—Participar en estos proyectos contra el acoso es decir a otras estudiantes que no se sientan solas—, dijo un alumno. —Tienen que saber que no están solas y que aquí estamos dispuestos a ayudarlas y a escucharlas—, añadió otra estudiante en público. Por cierto, hablaron así, en femenino; y el caso del vídeo es el de una joven, y los dos testimonios en directo fueron de chicas también.

—¿Que la juventud no se implica? Sois un claro ejemplo de que esto que se dice no es así—, dijo la alcaldesa.

Envía un comentario