Eventos que dejan huella

wine-glasses-1107152_1280

¿Tienes previsto un evento? Aquí te incitamos a hacerte las preguntas cruciales que te pondrán en la pista de lo necesario. Y las respuestas…

¿Para qué?
¿Con qué intención organizas la fiesta? Es la pregunta del millón. Con una comunión, una boda o un bautizo está claro. Pero celebrar es posible –e incluso saludable- sin necesidad de un evento tan marcado. Lo importante es tener un objetivo y enfocarse a conseguirlo. Anótalo y reléelo al ponerte a preparar.

¿Qué deseas transmitir?
No se lo vas a pregonar invitado a invitado explícitamente, pero tu evento estará contando algo de forma implícita, con cada elemento: con la bebida, con la música, con la comida, la decoración, los tonos…

¿Organizas o improvisas?
Es bueno saber improvisar, pero sin que eso dé pie a hacer las cosas atropelladamente, que los imprevistos llegan solos. Planifica y gustarás. Tenlo todo en mente y evitarás en gran medida que lo que pueda salir deficiente salga deficiente.

¿Cómo vas a dejar huella?
Emocionar o no emocionar. El cerebro recordará aquellos eventos que tocaron nuestras emociones. No cargues al máximo las tintas, pero no las pierdas de vista en los preparativos. Y sorprende todo lo posible.

¿Te apetece?
Ya, ya, es una pregunta peliaguda. Conviene echarse la cuestión en la cara cuanto antes para despertarse las ganas de montar el evento, cuando no queda otra. Porque si no lo disfrutas, los invitados no lo harán tampoco, casi con toda probabilidad. Con o sin ganas iniciales, se te despertaran sobre la marcha: apela a lo sencillo y déjalo todo tan cerradito que puedas disfrutar el día de la celebración sin sobresaltos.

 

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario