Fisioterapia respiratoria

Con el otoño llegan los primeros fríos y con ellos los primeros mocos. Los virus, gripe, catarro y bronquiolitis se convierten en un quebradero de cabeza para muchos mamás y papás. La fisioterapia respiratoria no solo ayuda a la recuperación , sino que además previene.
En el caso de los bebés la fisioterapia ayuda a movilizar las secreciones para después poder evacuarlas.
A través de un conjunto de técnicas indoloras, se aumenta la velocidad del aire en las vías respiratorias y esto produce que la mucosidad se despegue.Además, se mejora la ventilación y el intercambio de gases, disminuyen los tiempos de curación de enfermedades respiratorias y se evitan daños estructurales.
En Francia estas técnicas están completamente instauradas.En España, cada vez son mas conocidas y son muchos los papás y mamás que ya las han probado y que conocen sus resultados y beneficios.

Envía un comentario