Habrá que llevar mascarilla al menos hasta el otoño: las multas y la excepción, aquí

La mascarilla será obligatoria también cuando acabe el estado de alarma. El decreto que prepara el Gobierno para la salida definitiva del desconfinamiento —y que aprobará en el próximo consejo de ministros— prevé el uso obligatorio de mascarilla en los lugares cerrados, en el transporte público y en los espacios abiertos cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad entre personas de metro y medio a 2 metros.

Habrá multa para quien prescinda de la mascarilla: hasta 100 euros. De hecho, el Ejecutivo central se reserva la posibilidad de regular un uso mayo en zonas al aire libre. Pero… deja a las comunidad autónomas otros detalles.

—La mascarilla será obligatoria (también) en los medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, así como en los transportes públicos de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor. En el caso de los pasajeros de buques y embarcaciones, no será necesario el uso de mascarillas cuando se encuentren dentro de su camarote —se señala en el decreto.

Además de las multas de 100 euros, habrá una excepción:

—No será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria.

En los centros de trabajo serán las empresas las que regulen el uso o no de mascarillas, por la distancia de seguridad interpersonal.

Envía un comentario