Haz lo que puedas

Las personas más valiosas que conozco coinciden en una actitud general: da igual dónde estén y da igual el asunto: ellos siempre hacen lo que pueden con lo que tienen en ese momento. Puede parecer poca cosa, de sopetón, porque le falta misterio, pócima secreta y ceremonial. Pero es así de evidente y maravilloso. Las personas más inspiradoras saben lo que quieren en la
vida y asumen que la vida te hace pagar un precio por ello. Su grandeza no está en el éxito, que lo tienen, sino en cómo superan la frustración, que aparece tarde o temprano, pues a nadie le sale todo bien.
Las personas más valiosas que conozco son encajadoras. Controlan sus reacciones. Consideran los noes como obstáculos esquivables, y con flexibilidad e inteligencia los utilizan como impulso hacia el sí. La mayoría ha descubierto, algunos tras muchos tropezar, que la clave no está en ponerse bravucón ante las adversidades sino en reconducir las fuerzas contrarias en una dirección nueva. Fuerza contra fuerza no funciona.

wool-1240191_1280
Las personas más valiosas que conozco saben que es muy-muy complicado persuadir a alguien para que haga lo que no desea hacer, y que es fácil conducir a ese alguien hasta donde está deseando ir. De lo que se trata es de edificar siempre sobre puntos de acuerdo y tirar de humor e inteligencia, especialmente cuando el trato que se recibe no es muy inteligente.
Las personas más valiosas que conozco tienen una jerarquía de valores consecuente. Me explico: conseguir algo, por bueno que parezca, no te satisfará o realizará del todo, si en el fondo deseas otra cosa. Ni con un millón de euros vivirás feliz, si el modo en que vives choca con tus valores más profundos. ¿Amor? ¿Poder? ¿Éxito? ¿Libertad? ¿Pasión? ¿Intimidad? ¿Aventura? ¿Salud? ¿Seguridad? ¿Comodidad?
Daniel Martín
Editor de Vértigo

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario