Héroes perrunos, de Estados Unidos a Móstoles

Su nombre de guerra es K-9, pero hay quien dice que se llama Conan. Es el perro estadounidense que persiguió por un túnel bajo una residencia en Siria al terrorista islámico más buscado por los Estados Unidos, Abubaker Al Bagdadi. Acorralado, el individuo detonó su chaleco explosivo y murió. El perro sufrió heridas pero sobrevivió. El presidente estadounidense, Donald Trump, ha tuiteado la imagen de Conan para mostrar su satisfacción. “Un perro bello, talentoso, que resultó herido y fue rescatado”. Tras los elogios al animal, Trump embarrancó con esas metáforas coloquiales que carga el enemigo, diciendo que el terrorista murió “como un perro”, pero esa es otra historia.

Maravilla de perros como los que se exhibieron ayer frente a alumnos de 4º de primaria del colegio Rosalía de Castro de Móstoles. Dos guías de la Unidad Canina de la Policía Local mostraron las habilidades de los perros en la detección de drogas y hasta de explosivos, más las tareas preventivas cotidianas, como la protección de las zonas escolares y de ocio de los mostoleños. Fue en el Centro de Entrenamiento y Adiestramiento de la Unidad Canina, en el parque Prado Ovejero.

Haciendo pedagogía, los agentes de esta unidad recordaron a los niños la responsabilidad que supone adquirir una mascota, la obligación de los dueños de perros de recoger las cacas de los animales y el llevarlos atados con correa en los lugares públicos.

La actividad forma parte del programa pedagógico que desarrolla la Policía Municipal de Móstoles con la ciudadanía, uno de los objetivos principales de este Cuerpo.

Envía un comentario