Homenaje de Getafe a Fernando Mogena, judoca olímpico fallecido por ELA

El primer pabellón de Getafe completamente adaptado para deportistas y público con alguna discapacidad luce desde el sábado una placa homenaje al judoca olímpico Fernando Mogena, que falleció a los 38 años por esclerosis lateral ameotrófica, ELA. Duro pero cierto: el joven medallista no esperaba que el gran combate de su vida estaría fuera del tatami. Se resistió a la enfermedad durante 8 años con el espíritu con el que fue campeón de España sub-19, medallista en los Juegos Olímpicos de la Juventud y otros hitos, hasta que en el año 2016 no pudo más. Hubo consenso político total en el Ayuntamiento hace tres años para denominar Fernando Mogena al pabellón, y la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, acaba de descubrir una placa en recuerdo del deportista de la ciudad.

En estos días en que un deportista español como Marc Márquez consigue su sexto campeonato en Moto GP (en ocho años), queremos rendir especialmente tributo a Mogena, que fuera miembro del equipo nacional de Judo y profesor de Educación Física y Defensa Personal del Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro y del Grupo de Reserva y Seguridad de ese municipio. Porque la adversidad se te puede presentar en una curva o puede llegar desde el interior.

Seguro que la nueva mentalidad de Márquez en la pista y en la vida -con solo 26 años- habría coincidido con la de Mogena cuando tuvo que retirarse por la enfermedad. El todo o nada no siempre sirve. El campeón de motociclismo recordaba que hace tres o cuatro años o ganaba o se iba al suelo y que perdió un mundial por esa actitud. “Sigo buscando los límites, pero ya no lo hago en cada vuelta”, comentaba en la publicación Square Mile. El riesgo tiene sus límites. Y la vida es extraordinaria también fuera del deporte.

Envía un comentario