Ilusiones al volante

Ramón Martín reparte autonomía, ilusión y pericia en su retorno al mundo empresarial. ¿Su negociado? Una autoescuela en Móstoles, de nombre Ancla, que va a ayudar a los jóvenes, con su profesionalidad, paciencia y precios.

_MG_8061
Preguntamos a una de sus alumnas, jovencísima, 18 años, por las emociones con que acude a preparar el asalto al examen teórico: “Independencia, alegría”. Ramón, 20 años como profesor de autoescuela y negocio propio, dice que el trato de un docente de autoescuela “hace que para una joven o un joven sacarse el carnet sea una aventura sencilla o muy complicada”. Cuestión de “confianza” y de “respeto”, valores con los que él trabaja en su nueva andadura en el mundo de las autoescuelas.
A los dominios de Ancla llegan los futuros conductores “motivados, y cuando no vienen así, pues se les motiva”; con convicción, sugerencias maestras y algunos packs descuento que también supondrán un extra de motivación para los pagadores del carnet. Atención a los precios: la matrícula para el permiso B, clases teóricas ilimitadas y 5 clases prácticas por 70 euros, o 10 por 160 euros o 20 clases prácticas por 450 euros. Las clases prácticas sueltas salen a 26 euros, todo con el IVA incluido.
Una vez en materia, lo ideal es “que el alumno se divierta aprendiendo”, explica Ramón, que tiene respuesta para los reprochadores de todo: “En el autoescuela enseñamos a conducir; lo que no podemos dar es la experiencia”.

Auto escuela ancla
calle Felipe II, 10
(esquina Empecinado)
91 238.56.06 / 692.59.18.03

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario