Insultos y cacas de perro entre policías locales en Getafe

Policías locales en Getafe andan a la greña entre ellos, con modos más propios de vecinos puñeteros en una comunidad mal avenida que de protectores de los ciudadanos, que es por lo que cobran de las arcas públicas.

Cacas de perro en la taquilla de un agente, listas de nombres señalados, daños a los vehículos particulares de tres policías, insultos y otras amenazas. El Ayuntamiento de Getafe ha denunciado los hechos ante la Fiscalía, ante el temor de una escalada de “situaciones violentas” que ya se han producido en las dependencias policiales.

Lo hizo público” el sindicato UGT. Y en el Gobierno local están estupefactos: “No se entiende que un grupo minoritario de agentes, que han obtenido una plaza para servir y proteger a la ciudadanía y defender el libre ejercicio de derechos, adquieran estos tintes violentos y arremetan contra sus propios compañeros. Este tipo de agentes no son dignos de vestir el uniforme de la Policía Local de Getafe y tienen todo el rechazo del equipo de Gobierno”.

Desde el Ejecutivo condenan “estos ataques totalmente injustificado” y apelan a “la conciencia ética y responsabilidad de todos los sindicatos y grupos municipales del Ayuntamiento” para que muestren públicamente su “rechazo a los comportamiento antidemocráticos, que nada tienen que ver con la defensa legítima de posturas políticas o sindicales”.

La situaciones violentas descritas generan la desconfianza entre los vecinos: ¿Dónde está el autocontrol que se le supone un policía? ¿Y su conducta ejemplar? Por fortuna, hay otros comportamientos en la policía que alimentan la confianza: por ejemplo el proyecto Clara, contra el racismo, la xenofobia y los delitos de odio.

Lo han presentado este viernes en el salón de plenos de Getafe: se trata de prevenir e identificar entre otras conductas los discursos del odio, para fomentar la convivencia pacífica. Que se lo apliquen los policías locales que andan poniendo mierda en la taquilla y que ponen en la picota a otros agentes que participan en servicios extraordinarios.

Tres agentes de Getafe estuvieron a conocer la aplicación pionera del Clara en la ciudad inglesa de Bradford.

Envía un comentario