Investigadores alertan del riesgo de la vuelta al cole con 20 niños por aula sin mascarilla ni distancia

Investigadores de la Universidad de Granada han advertido del peligro de la vuelta al colegio en septiembre en Educación Infantil y hasta cuarto curso de Primaria: con 20 niños por aula, sin mascarilla ni la distancia de 1,5 metros entre personas, según anunció la ministra de Educación, Isabel Celaá.

El equipo de Organización de Empresas II de Granada ha solicitado “más rigor” en la planificación del retorno presencial de los niños al colegio. No les convence el argumento de la “burbuja de tranquilidad” al que aludió Celaá para justificar la ausencia de mascarilla y distancias. Niegan la burbuja, porque en realidad cada alumno y sus profesores tienen familia y otros contactos.

Han hecho una estimación, de hecho: con un promedio de familias de 2 adultos y 1,5 menores, cada estudiante estaría expuesto a un grupo de 74 personas en su primer día de clase. Y si los menores tuvieran alguna otra actividad en aula distinta y generaran por tanto más relaciones, el conjunto llegaría a las 808 personas en solo dos días de clase. Y hasta 1.228 contactos en el caso de aulas con 25 alumnos como se prevé en algunas comunidades autónomas.

Las burbujas son ineficaces cuando el número de escolares es tan algo, según los investigadores. Pues un solo contagio en una persona conllevaría el riesgo automático para todo el grupo y, en consecuencia, el cierre del grupo y hasta la clausura de un centro escolar completo si hubieran compartido espacios o docentes con el resto de los alumnos del colegio.

Los investigadores proponen un porcentaje de clases no presenciales y el complemento de lo que han llamado “colegios de guardia” para apoyar la enseñanza online.

Envía un comentario