Invierte en ti

lemon-1117565_1920

Piensa en un árbol con frutos. Imagina que es el árbol de la vida, y que los frutos son los resultados que hemos conseguido. Te pones a mirarlos y… no te gustan del todo: porque son insuficientes, porque son unos frutos demasiado pequeños, porque no saben bien… ¿Y qué es lo que haces? Lo normal es que, si estás insatisfecho, pongas el foco ¡¡en los frutos!! Asquerosamente humano, verdad? La consecuencia es que se te esfuma cualquier posibilidad de mejora, de cambio. Porque se te olvida que en realidad los frutos dependen de las semillas y las raíces. Es decir, que lo que hay bajo el suelo es lo que crea aquello que está encima del suelo. De modo que, si quieres cambiar los frutos deberás modificar primero las raíces. Si quieres cambiar lo visible, antes deberás transformar lo invisible. Tiene potencia esta metáfora de Harv Ecker y la traigo este junio con intención de animarte a que inviertas en ti: porque si trabajas sobre tus raíces, si potencias tu interior, la vida te dará frutos suculentos.
Daniel Martín,
coach y editor de Vértigo

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario