Izquierda y derecha reprueban a Posse, que sigue de alcaldesa de Móstoles

Ciudadanos, PP, Vox, Más Madrid-Ganar Móstoles y Podemos han votado hoy juntos la reprobación de la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, del PSOE. Los 17 concejales de todo el espectro ideológico desaprueban que la regidora socialista contratara a dedo a personas que podía contratar a dedo, y que luego deshiciera esas contrataciones por la presión pública y pidiera perdón. Desaprueban en el fondo que Posse no se haya marchado, que no se haya «echado a un lado», por utilizar la terminología de Podemos.

¿Consecuencias de la reprobación? Simbólicas: la primera alcaldesa de Móstoles reprobada, concejales de derecha e izquierda votando juntos, y poco más. ¿Consecuencias prácticas? Ninguna: Posse seguirá siendo la regidora. ¿Hay otra fórmula con efectos prácticos? Sí, que los mismos 17 concejales de hoy voten juntos una moción de censura en el futuro. ¿Lo harán? No. La portavoz de las 2 concejales de Podemos lo quiso dejar claro: No propiciarán “un Gobierno de la derecha”. La portavoz de Más Madrid-Ganar Móstoles no lo dijo en el pleno, pero tampoco votará con Vox, PP y Cs la censura de Posse.

Tomé 4 páginas de notas con los argumentos de cada partido, pero no lo voy a contar, porque las cosas sensatas que se escucharon perdieron su importancia al ser todo puro fogueo. Tan de fogueo que al portavoz socialista se le fue la mano en la defensa de la alcaldesa y casi termina reprobando a cualquiera que no piense como él. Si en vez del salón de plenos los concejales hubieran estado en aquella Zona mítica de Tarkovski, donde los deseos más profundos se hacen realidad (Stalker, 1979), la votación y las palabras hubieran sido distintas. Posse habría recibido la reprobación de algún concejal socialista, seguro, y también el apoyo de algún concejal de la derecha.

De ahora en adelante, o en las listas de los partidos políticos en España se admiten solo hijos únicos que no estén casados y cuyos padres también sean hijos únicos, o la ecuación familia+convicciones+quépereza, seguirá dando mañanas de gloria y tardenoches de Halloween, por los trucos y los tratos.

Quienes llevamos desde los años 90 siguiendo la política municipal sabemos lo inusual que es que un político reconozca un error, como ha hecho Noelia Posse. Ni con la presión pública sucedía en el pasado, y uno recuerda y fue testigo hasta del apedreamiento del Consistorio. Los errores son una parte natural del proceso evolutivo. Lo inadmisible es no aprender de ellos. El tiempo y esos tuits que se escriben alegremente y que las circunstancias envenenan dirán si la alcaldesa ha aprendido en el trance.

Envía un comentario