La alcaldesa de Móstoles y la gestión del riesgo

“El riesgo significa que pueden pasar más cosas de las que van a pasar” (Elroy Dimson).

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse (PSOE), lo está viviendo en su equipo: en quince días han renunciado a sus cargos cuatro personas de su confianza, tras la presión de los medios de comunicación, de políticos de la oposición y hasta de su propio partido.

En la política y en la vida, el éxito depende, entre otras cosas, de cómo gestionemos el riesgo. ¿Midió la alcaldesa que designar a su hermana para llevar las redes sociales era arriesgado aunque fuera lícito (un cargo de confianza es para gente de confianza, y así lo defendimos)? ¿Midió Noelia Posse el riesgo de nombrar a su tío para la Concejalía de Deportes con un plus, aunque fuera lícito?

Lo complicado es controlar el riesgo. Y ahí es evidente que entró una variable inesperada, su partido: ¿Si las críticas llegan desde el PSOE resistiré? Los hechos dicen que no. Y eso llegó después de aguantar una tromba de insultos: “Ladrona”, la llamaban al pasar camino de los fuegos artificiales de las fiestas de Móstoles; fui testigo con mis hijos menores de la mano, que me preguntaban: ¿quién es una ladrona? Quienes lo gritaban también tenían hijos a su lado. ¿Qué van a aprender esos niños? Ladrona es la que coge el dinero ajeno y se lo queda. Qué tiene eso que ver con el nombramiento de cargos de confianza.

Cuando todo va bien, nos creemos que a nosotros no nos va a pasar. Y arriesgamos, pensando que más riesgos nos darán más beneficios. Pero entra en escena un elemento salvaje y que pocos tienen en cuenta: la incertidumbre. ¿Por qué Pablo Iglesias e Irene Montero, feliz matrimonio, pueden regir los destinos de Podemos en el Congreso y en su partido, y en otros casos ser familia e incluso ser amiga de la infancia es sospechoso y te inhabilita?

El éxito en la política y en la vida consiste, al final, en acertar más veces de las que te equivocas. La alcaldesa sabrá en lo que ha acertado y en lo que se ha equivocado.

Envía un comentario