La vacuna británica contra la covid-19 podría estar lista en octubre (y sería anual como con la gripe)

–Si todo va bien tendremos resultados de los ensayos clínicos en agosto o septiembre. Teniendo en cuenta que estamos fabricando en paralelo, estaremos listos para entregar a partir de octubre si todo va bien –ha dicho el investigador Adrian Hill, de la Universidad de Oxford, durante un seminario web sobre la covid-19 organizado por la Sociedad Española de Reumatología.

Hill se refiere a la vacuna que está desarrollando el Instituto Jenner, en el Reino Unido.  Está basada en virus vivos (el adenovirus) con una capacidad de replicarla muy elevada, lo que propiciará que la producción se haga a gran escala, esto es, muchas dosis en poco tiempo y a un coste más bajo.

–La vacuna ha demostrado muy buenos resultados en los ensayos con chimpancés y ha pasado a la siguiente fase de ensayos con humanos –ha explicado el investigador, contento con las ventajas ya de partida–. Se ha demostrado en ensayos anteriores que inoculaciones similares, incluida una el año pasado contra otro coronavirus, fueron inofensivas para los humanos.

Por el tipo de vacuna, todo indica que el tiempo que inmunizará a los pacientes será de un año, como la de la gripe.

En el mismo encuentro online de la Sociedad Española de Reumatología, los virólogos españoles Luis Enjuanes y Mariano Esteban hablaron de su proyecto de vacuna contra la covid-19, desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el Centro Nacional de Biotecnología.

–Es una variante altamente atenuada de la que se usó contra la viruela. Utilizamos un poxvirus que expresa la proteína responsable de que entre el patógeno en las células humanas –explicaron.

Han empezado los ensayos en animales y, si no hay imprevistos, la probarán en humanos a finales del año 2020. Con la misma tecnología que ahora, el grupo ya consiguió fabricar vacunas para el ébola y el zika. La vacuna española irá más lenta que la británica porque no está basada en virus vivos sino en uno sintético obtenido en el laboratorio con ingeniería genética.

Todos los expertos coinciden en que urge una vacuna que proteja lo suficiente para que bajen considerablemente la mortalidad, los contagios y la necesidad de hospitalización. Lo normal al principio será que convivan varias vacunas en el mercado. El virólogo español lamentó que pueden llegar primero no las mejores vacunas sino “aquellas que hayan conseguido financiación por parte de una multinacional, con la correspondiente influencia de los gobiernos y la capacidad de producción”.

Envía un comentario