Lanza un reto

girl-1324602_1920

Imagina un jefe de fábrica desesperado por un equipo que no produce al nivel esperable. Le ha pedido explicaciones el propietario, y al encargado no le queda otra que mostrar su estupefacción: “He pedido a los obreros que trabajen más, les he dado ejemplo, los he regañado, los he amenazado con el despido. Pero… nada funciona. No producen y ya está”. La conversación entre el dueño, Charles Schwab, y el jefe de fábrica se produjo al final del turno de día. Schwab preguntó a un obrero: ¿Cuántas cargas de horno ha hecho tu turno hoy? Tras escuchar la respuesta el propietario pintó un 6 gigante con tiza en el suelo y se marchó. Al llegar los obreros de la noche preguntaron qué era ese número. “El gran jefe estuvo hoy aquí y nos preguntó cuántas cargas habíamos hecho…”.

A la mañana siguiente, Schwab volvió al taller. En el suelo había un 7. Cuando los del turno de día vieron ese número se pusieron a trabajar con entusiasmo inédito: “Se creerán que son mejores que nosotros…”, rumiaron. Al acabar el turno pintaron un 10. En un suspiro el taller rendía más que cualquier otro. “La forma de conseguir que se hagan las cosas es estimular la competencia. No hablo del estímulo monetario, sino el deseo de superarse”.

Sing Sing.- El gobernador de Nueva York Al Smith se vio en un gran aprieto: la cárcel de seguridad Sing Sing se había quedado sin alcaide, por los escándalos. Hacía falta un hombre fuerte. El gobernador llamó a un tal Lewis E. Lawes. Cuando el gobernador le propuso el destino de Sing Sing, Lawes se quedó paralizado, por los peligros, por el historial de alcaides de corta duración y por el riesgo de malograr su carrera. ¿Valía la pena la prueba?, dudaba. “Joven, no lo puedo censurar por tener miedo. Es un lugar muy duro. Hay que ser alguien grande de verdad para ir allí y quedarse”, le soltó el gobernador, de forma “inocente”. Le había lanzado un reto, un guante… y Lawes respondió diciendo que iría: le gustó la idea de hacer una tarea solo indicada para los más grandes. Por cierto, que la Historia dice que Lawes fue el más famoso de los alcaides de su época, que escribió el libro “Veinte mil años en Sing Sing”, tuvo un programa de radio y que hay varias películas inspiradas en su peripecia. Eso por no hablar de sus milagros estrictos sobre las reformas penitenciarias. Solo para grandes.

El deseo de sentirse importante ha funcionado en todas las épocas. Lanza un reto.
De Cómo ganar amigos e influir sobre las personas, de Dale Carnegie

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario