“Las personas son las que hacen una gran empresa”

HISTORIAS DE SUPERACIÓN

José y Alba, empresarios

Dos momentos críticos y una ilusión. José María Moreno, creador de Madoxviajes y Madox The Wedding Room, nos cuenta cómo salvó los muebles en Pekín, un fiasco revelador y un sueño.

Una poderosa experiencia de aprendizaje
En 2008 tras más de 10 años en Viajes El Corte Inglés empecé con un mayorista que tramitaba los viajes de deportistas y familiares a los Juegos Paralímpicos de Pekín. Me dediqué 8 meses en cuerpo y alma a organizar la estancia de los familiares en Pekín y gestionar las entradas para que viesen a sus hijos, sobrinos y nietos en más de 25 deportes diferentes. Tres días antes de los Juegos me desplacé a Pekín y en el Comité Paralímpico Chino me dieron la sorpresa: debía firmar la recogida de las cajas de las entradas sin comprobar lo que había dentro. Y, sí, al llegar al hotel vi que ¡había recibido entradas que no necesitaba y que me faltaban otras!
Ahí empezó mi búsqueda del “Grial” en Pekín: necesitaba comprar entradas, vender y cambiar. Faltaban 2 días para la inauguración y yo desconocía la ciudad y el idioma. En el Comité Paralímpico conseguí algunas entradas. Anunciándome en una revista para expatriados vendí entradas a unos holandeses y unos británicos, y con ese dinero fui a una sucursal bancaria donde por señas y dibujos obtuve otras. ¿El último recurso? La reventa: no podéis imaginar el momento de llegar andando a un parking tras el “Nido” (Estadio Olímpico) y encontrarme con cientos de chinos con entradas en la mano: fue muy entretenido, divertido, estresante e incluso peligroso y conseguí casi todo lo que necesitaba; volví dos veces más, y en la última se me acercó un señor chino trajeado que en un perfecto inglés me preguntó qué necesitaba: le hice una lista y me pidió, aparte de mis entradas sobrantes, merchandising de la Selección Española. El Comité Paralímpico Español me dio camisetas, pines y gorras de “Madrid 2016” (la famosa mano), quedé con este señor y su mujer, me invitaron a comer y estuvimos hablando de las bondades de España como país, durante la comida. ¡Objetivo conseguido! Tras esta aventura, no quedaba otra que iniciar mi propio negocio, en mi país, sin limitación de idioma… pero en pleno inicio de la crisis en 2008…

Un logro empresarial estimulante
En 2012 tras un fiasco con el socio con el que empecé la empresa, nos quedamos 4 personas en la empresa y una deuda importante. Mantuvimos los puestos de trabajo ese año, incorporamos nuevos profesionales de viajes en 2013 y libramos a la empresa de deudas. Y nos dimos cuenta de que con el trabajo mano a mano del equipo éramos indestructibles. Hoy nuestro valor más importante son las 15 personas que conforman Madoxviajes y Madox The Wedding Room.

Un sueño
En todo este proceso, mi mujer, Alba Díaz, que empezó a trabajar conmigo hace ya 7 años, ha sido un gran apoyo y sin su ayuda no habría llegado adonde estamos hoy. Nuestro Gran Sueño es ver cómo crecen nuestras vidas y las de las personas que trabajan con nosotros. Y que cada vez seamos mejores personas: porque son las personas las que hacen una gran empresa.

jose y alba

 

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario