Mi madre y mi padre me permitieron abortar

9.518 chicas de 15 a 19 años abortaron legalmente en España en el año 2018, según el Ministerio de Sanidad. Son datos oficiales: eso significa que miles de madres y padres dieron permiso a sus hijas menores para interrumpir su embarazo. Porque la ley exige (todavía) esa autorización. Entonces, ¿cambiarían mucho las cosas si no hiciera falta permiso, como se especula estos días?

Si mi hija se quedara embarazada a los 15, me gustaría estar a su lado por si necesita ayuda en la decisión. Me encantaría que quisiera conocer mi opinión y que acudiera a mí por decisión voluntaria. Con la ley hoy me lo tendría que decir de forma obligada o buscarse una alternativa ilegal para abortar, mucho más arriesgada.

Porque no hay datos, pero suenan a minoría los casos de padres que “obligan” a la menor a tener un bebé no desea. Pero es verdad que unos progenitores absorbentes pueden condicionar decisivamente y más a edades tempranas.

Otra posibilidad es convertir el asunto en una cuestión moral. Hay personas que consideran que la interrupción del embarazo es la reparación de un error, frente a personas que consideran que no se puede reparar un error llevándote por delante una vida. Conozco a unos padres que abrieron un boquete en su rectitud categórica cuando lo que creían que nunca iba a pasar le ocurrió a una de sus hijas.”¿Qué va a ser de su futuro si es madre con 16 años?”, alegaron. Decisión definitiva: aborto.

Pregunté a mi hijo de 19 antes de escribir estas líneas. ¿Si salieras con una chica de 16 años y se quedara embarazada, me lo dirías? “Sería un peso muy grande como para decidir solo. Yo te lo diría”.

Una última cuestión: Si el aborto estuviera permitido por la ley a cualquier edad, ¿abortarían más mujeres? Yo, ante la duda, prefiero la libertad individual siempre: poder decidir si hago o no hago algo. Y eso va para todo-todo.

Envía un comentario