Móstoles sufre su primer incendio del verano en zona de pastos, en Coimbra

El “pequeño fuego” ha tenido lugar en Parque Coimbra, en una zona de pasto. Las altas temperaturas han favorecido el incendio, que se ha saldado sin daños personales ni materiales “por la rápida actuación” de los Bomberos de Móstoles.

Precisamente, tras el parón inicial por el confinamiento, los trabajos municipales de desbroce y limpieza empezaron este año por la urbanización Parque Coimbra en Móstoles, en torno a las viviendas (un perímetro de 10 metros en torno a las casas), desde finales de mayo y durante tres semanas. Los trabajos han aminorado los riesgos de incendio: evitan que el fuego alcance a las viviendas y garantizan la seguridad de los miles de residentes en este barrio alejado del centro de la ciudad.

Móstoles tienen un plan especial para evitar incendios forestales centrados especialmente en los barrios de Parque Coimbra, Colonia Guadarrama y en os dos grandes parques de la ciudad: Finca Liana y El Soto. El protocolo se aprobó por unanimidad hace ahora un año en un pleno, tras varios incendios cerca de viviendas de Parque Coimbra.

Hemos entrado en una época de gran riesgo de incendios en zonas de arbolado bajo, vegetación seca y rastrojos. En estos momentos operarios de la Concejalía de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos están limpiando medianas y zonas cercanas a los edificios.

El plan incluyó habilitar accesos para los bomberos en las zonas de mayor peligro, la apertura de vías transitables para vehículos de emergencia, el chequeo de las bocas de incendios en las zonas marcadas y campañas informativas sobre cómo prevenir un incendio y, en el peor de los casos, que hacer cuando se ha desatado un fuego.

Los Bomberos de Móstoles tienen un protocolo con cartografía sobre las vías de comunicación más efectivas, los senderos forestales, los cortafuegos, los puntos de abastecimiento de agua, las zonas donde podría aterrizar un helicóptero y más.

Envía un comentario