Motiva a tu hijo

Es posible. A ver qué te parece esta fórmula: Motivación = deseo + valores (incentivos, metas) + facilitadores. La comparte José Antonio Marina, filósofo y pedagogo, en su libro Los secretos de la motivación, y la aplican en la fundación que dirige, Universidad de Padres. Para motivar:

motiva hijo

Cuando son bebés
(0-2 años)
-Estimula el apego seguro del niño desde que nace, con caricias y con un entorno cálido y amoroso, donde se alterne la tranquilidad de las rutinas de alimentación y descanso, con la comunicación emocional.
-Favorece la percepción a través de sus cinco sentidos y de su desarrollo psicomotriz.
-Háblale mucho, háblale como si fuese mayor, aunque no te comprenda aún.

En la primera infancia (3-5 años)
-Cuando ya hable, dialoga con él y estimula su curiosidad útil con preguntas de opciones abiertas.
-Favorece su deseo de conocer con una gran diversidad de experiencias asimilables a su medida, con el propósito de que perciba una realidad rica y llena de posibilidades.
-Conecta el aprendizaje de cualquier conocimiento nuevo con una interacción divertida, emocionante o placentera.
-Cuéntale cuentos y léele libros antes de dormir, con ilusión y ternura, mucho antes de que aprenda a leer, porque desarrollarás su atención, su imaginación y su interés por aprender.

En la segunda infancia y preadolescencia
(6-11 años)
-Ten presente los tres grandes deseos de cualquier persona y a cualquier edad: el placer, el reconocimiento y el aumento de posibilidades.
-Sé para él un modelo de curiosidad útil, de motivación y de superación personal.
-Dialoga con tu hijo y escúchalo para que se sienta comprendido y aprenda empatía.
-Transmítele confianza y felicítalo siempre por su interés y por sus progresos, a medida que avance en ellos.
-Desdramatiza sus errores y muéstrale la forma de aprender siempre de ellos.
-Refuerza su voluntad, su persistencia y también su constancia en la tarea.
-Permítele un conocimiento positivo de sí mismo, la autoestima de logro, y una mayor autoconfianza en sus posibilidades.
-Premia su motivación y sus avances en los estudios con reconocimientos y con privilegios merecidos.
-No le des todo lo que te pida sin haber sido merecedor de ello, porque posiblemente no pondrá a prueba su capacidad para conseguirlo.
-Colabora con el centro educativo de tus hijos, respeta a sus profesores y vincula los contenidos de sus asignaturas a la vida real.
-Ayúdale a ordenar su espacio y su tiempo para el estudio, y favorece su ocio y el desarrollo de sus aficiones personales (deporte, naturaleza, arte, ciencia, tecnología, informática…).
-Encuentra su “elemento”, aquello que más le guste y en lo que realmente destaque: puede ser su profesión del futuro.
-Fomenta un grupo de amigos para tu hijo o tu hija, que complemente sus cualidades y en el que desarrolle una sociabilidad positiva.

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario