must have sombreros

Excursiones, paseos al aire libre, piscina…. Si todavía no tienes tu sombrero es porque no sabes cuál es el que más te favorece. Con algunas ideas, un sombrero puede llegar a ser una pieza fundamental para ocasiones especiales.

TIPOS

Sombrero Fedora: de alas cortas, es muy versátil.

Sombrero Borsalino: similar al anterior,
pero con alas más anchas.

Sombrero campana: como su nombre indica, tiene la forma de campana, ya que su copa es alargada.

Sombrero de ala ancha: elegante y sofisticado, es uno de los modelos más clásicos y populares.

Sombrero vaquero: al estilo del viejo oeste, simulando a los gorros que llevaban los antiguos cowboys.

CONSEJOS

Según tu altura
Si eres alta, puedes utilizar un sombrero grande, siempre y cuando el ala no sea más angosta que tus hombros. Si no eres tan alta, el sombrero debe ser más pequeño para que no sobresalga por encima de ti.

Según tu tono de piel
Si eliges colores muy parecidos al de tu piel, no habrá contraste. Si tienes un tono rosado, los sombreros rojizos son los indicados. Si tienes la piel oscura, puedes usarlo en cualquier color.

Según tu rostro
Si tu rostro es ovalado, puedes utilizar cualquier sombrero. Si tu cara es redonda utiliza un sombrero de copa alta y alas anchas. Si tu cara tiene forma alargada, usa un sombrero con alas anchas.

Según tu personalidad
Si eres extrovertida opta por diseños, estampados y colores más llamativos. Y, si no lo eres, usa uno discreto y de poca ala.

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario