Okuda, el color y la polémica en Alcorcón

El español Okuda, celebridad mundial del street art, dice que lo suyo es “dar color a lugares grises”. Óscar San Miguel, que es como se llama el antaño grafitero y hoy artista de fama mundial, no acudió al reciente 25º Aniversario del Centro Joven de Alcorcón, pero el espacio público sí que cumpliría su estándar: lugar “gris” al que dar color. En Nueva York, Berlín, Londres, París, Hong Kong, Las Vegas, Shanghái y otras ciudades del mundo a Okuda le pagan cifras mareantes por hacerlo.

Hasta aquí el arte. Ahora una pregunta: ¿Es coherente celebrar el cumpleaños del Centro Joven pagando con dinero público un concurso para pintar la fachada, cuando la misma administración gastó dinero público en borrar pintadas urbanas? ¿Un ayuntamiento gastando en una cosa y la contraria? Hay una clave evidente: ha cambiado el Gobierno. Al PP no le gustaba el grafiti y al PSOE sí le gusta, o al menos el concejal de Juventud ha debido pensar que a los jóvenes de Alcorcón les encanta el grafiti. Para saberlo habría que preguntar a los jóvenes, y sería más gasto. Yo a los veintitantos no sabía lo que me gustaba ni contestaba a encuestas y menos del ayuntamiento.

Quien gobierna decide y, si acierta o se equivoca, le producirá beneficios o perjuicios en la opinión de los alcorconeros. Basta ver las redes sociales para comprobarlo. ¿Que eso fomenta el “pintarrajeo”?, como dice el PP. Habría que contabilizar los grafitis sin permiso que se producen de ahora en adelante, y compararlos con los que se produjeron en el mismo periodo del año anterior. En el aniversario hubo también danza urbana, rap, circo. Y la oposición puede fiscalizar cuánto costó el aniversario y contárselo a los vecinos.

Por cierto, Okuda, titulado en Bellas Artes, no hace bocetos siquiera de sus obras de edificio completo, porque no le quedaría tiempo ni para vivir, de tantos encargos como tiene. Surrealismo, influencias mexicanas, indias, El Bosco…

Envía un comentario