Opositor, una carrera de resistencia

Preparado, listo… ¡ya! Has decidido estudiar unas oposiciones; en este momento comienza una dura carrera. Y, como en todas las actividades que suponen un esfuerzo, debes prepararte. Aquí algunas sugerencias que nos dan desde opositor.com para preparar las oposiciones con éxito:

run-634702_1920

1. Busca un preparador, el temario y todas aquellas cosas imprescindibles para empezar a estudiar. Esto te facilitará las cosas cuando tus codos sufran ampollas.

2. Prepara tu cuarto de estudio. El comienzo del estudio no puede producirse hasta que no tengamos acondicionado el lugar. Ese cuarto de estudio que se convertirá en nuestra pequeña cárcel.

3. Dos listas en un tablón. Una con nuestros puntos débiles y deficiencias y otra con las buenas conductas a reforzar y sus premios. Los premios y los castigos pueden ser de cualquier tipo.

5. Opositar es como un empleo. Comenzaremos a preparar las oposiciones con una media jornada. A los tres meses, nos ampliaremos el contrato a cinco horas, y al cuarto mes, a seis. Al sexto mes ¡a currar ocho horas!

6. Simulacros de examen. También hay que planear probaturas de examen mensuales. Haz tests o exámenes a desarrollar según las pruebas a las que debas presentarte.

7. Repasa. Para un opositor, una parte fundamental del estudio siempre serán los repasos. Si no queremos olvidar todo lo estudiado, debemos marcarnos un repaso equilibrado con el estudio.

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario