Piden prisión permanente revisable para jueces insensatos

Un movimiento cívico reclama prisión permanente revisable para jueces que no emplean la sensatez en sus sentencias. La petición ha llegado a la mesa del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. “Estamos hartos de sentencias fuera de toda lógica”, ha dicho un portavoz, que prefiere el anonimato.

“Cada semana los jueces nos sorprenden con una sentencia extravagante, ilógica, dañina”, ha explicado el representante de un movimiento secreto que se está haciendo viral. Su propuesta consiste en condenar a prisión permanente revisable a los jueces que sentencien influidos por la calle, lo que desayunan, cómo van sus relaciones personales o el último Gran Hermano.

Solo con este tipo de condicionantes se entiende que una magistrada de menores de Las Palmas de Gran Canaria haya condenado a hacer el Camino de Santiago a jóvenes infractores, para que “aprendan a luchar por una meta, saber cómo perder, cómo caer y volver a levantarse”. O ese juez de menores que condenó a quien robó en una peluquería a participar en un taller de estilismo y cortarle el pelo al propio magistrado como examen.

O ese juez que archivó la denuncia contra una mujer que denunció al rey Baltasar por lesionarle en el ojo con un caramelo. Argumentó el magistrado que habría que determinar la nacionalidad de su majestad “para aplicar las reglas de derecho internacional público”.

En Estados Unidos se han interesado por el movimiento y proponen trabajos forzados para jueces tan imaginativos como el que propuso rebajar la multa a un rapero que ponía la música a todo volumen, si lo sustituía por Beethoven. El tipo prefirió pagar la multa completa, por cierto.

Fuentes de Moncloa han dicho que se pronunciarán a lo largo de este 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes, una jornada en la que los deseos campan a sus anchas…

Envía un comentario