¡Pon una máquina de coser en tu vida!

Patchwork, quilting, bordado… son algunas de las vías por las que el público se apunta a la costura en el siglo XXI. Gente de todas las edades, unas veces por simple entretenimiento y otras para arrimar unos ingresos con composturas y encargos. El atractivo del patchwork y los zarpazos de la crisis han propiciado una nueva edad de oro de la costura: “De una clientela mayoritariamente industrial se ha pasado a mucho taller de arreglos y compostura; lo que más se vende son bordadoras y máquinas para patchwork”.

_MG_8138
Santiago García, atento y profesional, cogió las riendas del negocio familiar hace media vida y le puso las ganas de un joven de 18 años que se había criado entre máquinas de coser. Si uno visita la espaciosa y luminosa tienda de Macotex II, en la avenida del Alcalde de Móstoles 16, podrá encontrar entre aparatos de última generación algunas de máquinas del pasado, dignas de exposición: desde las de manivela a la primera automática de Bernina, marca de la que son distribuidores en la actualidad.
En Macotex II se pueden conseguir máquinas desde 175 euros hasta algunas de 8.000, y ofrecen incluso plan renove para los que quieran entregar su máquina vieja al comprarse la nueva. A los clientes por iniciar Santiago les ofrece un curso de aprendizaje gratis y sin límite de tiempo, de cualquier máquina, para que le saquen el mayor jugo al aparato. Por cierto, Macotex II ofrece asistencia técnica y vende hilaturas inimaginables.

Macotex II venta y reparación
Avenida alcalde de móstoles, 16
91.498.76.63 / 687.564.736

_MG_8150

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario