Primeros auxilios: golpe de calor

El “golpe de calor” normalmente ocurre en un día muy caluroso. En estas circunstancias no hace falta mucho más (ejercicio, falta de agua, nervios…) para provocarlo. El “golpe de calor” puede acabar con nuestro perro en apenas 15 minutos.

estoril golpe calor
Primeros auxilios
No se le puede bajar la temperatura de golpe, porque pasaremos a provocarle una hipotermia, con los mismos resultados desastrosos. La temperatura debe bajar de forma paulatina y el animal debe rehidratarse y recuperar el azúcar y las sales que ha perdido.
A. Si puedes trasladarlo de inmediato a una clínica veterinaria, súbelo al coche y durante el trayecto debes humedecer (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fría o un pulverizador de agua. NUNCA lo cubras con toallas húmedas; pon un cubito de hielo sobre el puente de la nariz, las ingles y las axilas y humedécele la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso.
B. Si no puedes trasladarlo de inmediato a una clínica veterinaria, llévalo a un sitio fresco y sumérgelo en agua a unos 20 grados o aplícale un chorro de agua a esa temperatura, hasta que se normalice la respiración, las mismas indicaciones del apartado anterior y trasládalo al veterinario lo antes posible, y explica todo lo que hayas hecho. Es IMPRESCINDIBLE que un veterinario lo tenga bajo control y observación para ver cómo evoluciona, y además el animal necesita medicación para recuperarse. La respiración normal no elimina daños cerebrales y otras secuelas de este fuerte shock.
Perros dentro del coche: Pasaporte a la muerte
Este tema es desgraciadamente habitual. Dejar a un perro dentro de un coche, en verano, es condenarlo a muerte en cuestión de minutos. Dejarlo a la sombra o con las ventanillas algo bajadas solamente sirve para alargar un poco la agonía…
Hospital Veterinario Estoril

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario