“¡QUÉ MALO ES ESTE NIÑO!”

child-1051288_1920

Cuántas veces has oído, o incluso dicho, “¡qué malo es este niño!”. ¿Te has parado a pensar que tal vez tenga un problema que le lleva a comportarse de forma inadecuada? El Trastorno por Déficit de Atención, con o sin Hiperactividad (a partir de ahora lo llamaré TDAH) puede llevar a los niños a presentar un comportamiento desadaptativo, desde tener problemas de concentración hasta mostrar un exceso de actividad o parecer no escuchar cuando se les habla, además de empujar o pegar a otros niños.
¿Qué impacto tiene el TDAH en la vida diaria de un niño? Este tipo de trastorno suele provocar un importante daño en el autoestima debido a un sentimiento de inutilidad o al sentirse diferentes. También pueden mostrar agresividad al percibir sus “desventajas” y, normalmente, problemas de aprendizaje.
No debemos olvidar que en los últimos años se ha incrementado notablemente el número de diagnósticos de TDAH, muchos de ellos erróneos. No todos los niños tienen esta problemática, algunos tienen problemas de integración sensorial o simplemente no tienen límites y rutinas en el ámbito familiar.
Lara Ferrer,
Terapeuta ocupacional

Envía un comentario