Quemado…si acaso por el sol

La cabeza repiquetea sin causa biológica, el estómago se revuelve y no es por lo ingerido, el cuello se tensa al límite por el mal dormir… puede que sea burnout, o es síndrome del quemado, de la fatiga laboral. este verano si te quemas que sea por el sol. Observa lo que sigue.

sun-147426_1280

 

La Asociación Americana de Psicología dice que uno de cada dos empleados sufre de estrés creciente en los últimos cinco años; que a un tercio le resulta muy difícil equilibrar los retos profesionales y personales, y que más de la mitad termina agotado en cada jornada laboral.

Desconecta
Es prioritario. El trabajo es crucial pero no es lo único. Despégate del móvil y de los artilugios tecnológicos que te conduzcan a trabajo, trabajo, trabajo. No consultes el correo electrónico más de una vez por día. Efectividad no está reñida con relajación.

Atento al cuerpo
Si notas dolores o molestias frecuentes y no tienen causas biológicas puras, piensa en burnout. Puede ser estrés, ansiedad. Quienes antes leen las señales del organismo más posibilidades tienen de librarse antes de la abrasión.

Planea los descansos
Lo mismo que planificas al minuto los tiempos de trabajo, puedes planificar los tiempos de ocio, de descanso, de relajación, empezando por la lectura… de novelas. ¿45 minutos para empezar?

Mejor lo natural
Si necesitas pastillas para dormir u otros cómplices químicos del descanso, es hora de dejarlo. Lo habrás empezado a notar en los sueños y las consecuencias son inevitables.

Organización
Lo abordamos en otro espacio de este número de Vértigo: la importancia de organizarse. A veces no es que tengamos demasiado trabajo sino que nos lo montamos mal para cumplir con todo. Conviene tomarse un tiempo para acomodar las cosas.

Descansa con regularidad
Dale una pausa al cerebro, de 15 en 15 minutos por cada hora y media de trabajo intenso. Es una fórmula de productividad efectiva.

Cuenta con los tuyos
Nada peor que un quemado que no pide ayuda al entorno: se convertirá en cenizas sin remisión. La familia y los amigos pueden ayudar escuchando: el cansancio se mitigará y servirá incluso para revisar si hay motivo para trabajar tan duro.

Coda
Si estas fórmulas para el burnout no te sirven, quizás el problema sea el empleo que tienes. ¿Empleo o salud? ¡¡¡A buscar!!!

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario