Rompe tus límites

Un magnate buscaba un director general competente, sabio y con la destreza y la agudeza necesarias para llevar el timón de la empresa cuando él se jubilara. Reunió a los mejores adjuntos a la dirección de su propia compañía y contrató cazatalentos y especialistas en selección de personal para conseguir su objetivo: el sustituto. Llegó el día de la elección y el magnate reunió a todos los candidatos en un gran salón donde les dijo: “Tengo un problema y quiero saber quién de vosotros tiene los recursos necesarios para resolverlo. A mi espalda veis la puerta más grande, más fuerte y más pesada de todo el imperio. ¿Quién de vosotros será capaz de abrirla sin ayuda?”.
Hubo candidatos que se limitaron a sacudir la cabeza en señal de esto-es-mucho-para-mí. Otros se acercaron a la puerta y discutieron sobre masas y palancas, y de teorías aprendidas en las mejores escuelas para, al final, decir: es-una-tarea-imposible. Una vez que los más respetados se rindieron, todos los demás se dieron por vencidos, por pura inercia. Bueno, todos… menos uno, que se aproximó a la puerta y la examinó a fondo, de cerca, muy cerca. La tanteó, golpeteó aquí y allá, miró el ancho y el grosor, observó los goznes… La examinó con minuciosidad, en fin. Presionó aquí, y allá. Y tomó la decisión: respiró hondo, se concentró y tiró de la puerta con suavidad. Y la puerta ¡se abrió, sin esfuerzo!
Todos los anteriores habían dado por hecho que la puerta estaría atascada o cerrada herméticamente. Y, sin embargo, un toque leve bastó para abrirla. El magnate tenía sucesor. A él y al resto les contó que el éxito en la vida depende de ciertos aspectos clave, como se demostró en el proceso. Uno: confiar en los propios sentidos para comprender plenamente la realidad de cuanto sucede a nuestro alrededor. Dos: no hacer falsas suposiciones. Tres: estar dispuesto a tomar decisiones difíciles. Cuatro: tener el coraje necesario para actuar con energía y resolución. Cinco: poner todas las fuerzas en funcionamiento. Y sexto: no tener miedo de cometer errores. Atravesemos mayo con el impulso de este relato de tradición oriental que nos invita a romper nuestros límites.

life-3089646_1920

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario