Tú también puedes tocar el piano

El método de Adictos a las Teclas enseña a leer una partitura y tocarla con las dos manos en la primera clase.

en Adictos a las Teclas enseñan a tocar el teclado sin meses previos de teoría y sin canciones aburridas. ¿magia? No. Es método: los alumnos aprenden música como los niños aprenden a hablar.
¡haciéndolo!

Hay escuelas de Adictos a las Teclas en Móstoles, Fuenlabrada, San Fernando de Henares, Tres Cantos, San Sebastián de los Reyes y en Madrid capital. El creador del método, Javier Morillo, músico y docente, tiene un lema medular: “El objetivo de la formación no es acumular conocimientos, sino pasar a la acción”. Y lo lleva a efecto. “Los cursos están totalmente enfocados a la vertiente práctica, y la teoría musical llega de forma natural y gradual”. Su método bebe de los orígenes: “A nadie le han enseñado las reglas gramaticales antes que a hablar”.

Motivación
En Adictos a las Teclas hay que estudiar, claro. “Pero aprender a tocar el piano, el teclado o el órgano debe ser una actividad placentera, para que la motivación no decaiga”. Tienen sus propios libros y una selección de partituras para avanzar. “No existe nada tan poco aleccionador y aburrido como estudiar una canción que no conocemos o que no coincide con nuestro gusto particular”, explica, y para solventarlo ofrecen un área de alumnos en la web de Adictos a las Teclas para ver en vídeo cientos de canciones y elegir la preferida dentro de las disponibles por cada grado.

Inteligencia musical
Que cada alumno salga leyendo una partitura en la primera clase no significa que haya presión para aprender. De hecho, no hay exámenes. La enseñanza individualizada es la evaluación. Y en Adictos a las Teclas “individualizada” no equivale a caro. Ni a compartir instrumento. Cada alumno tiene teclado y sólo el profesor le escucha para que no se sienta presionado por aprender a una velocidad distinta a los compañeros. “No pretendemos que todos lleguen a grandes músicos, sino que tengan la posibilidad de desarrollar ese precioso don con el que solo el ser humano ha sido dotado: la inteligencia musical”.

Toda la familia
Clases de piano a un precio de 35€ mensuales para el primer miembro de cada familia, y 20€ para cada uno del resto de integrantes de primer grado (padre, madre, hermanos…). Y de iniciación para niños de 2 a 5 años, por el mismo precio. “Somos las escuelas más baratas de la Comunidad de Madrid y además regalamos los libros”, resalta Javier Morillo. Existen también clases de órgano electrónico, únicas en Madrid, por 50 euros al mes, el mismo precio que para estudiar piano clásico. Salvo bonificados, que en Adictos a las Teclas premian el boca en boca… práctico: cada alumno tiene 5 euros de bonificación mensual por cada alumno nuevo que trae a la escuela, hasta 20 euros de tope.

Adictos a las teclas

Acerca del autor de la noticia

RevistaVértigo

RevistaVértigo

Contar historias
Vértigo es un sueño puesto en acción. Es una obsesión por lo importante; ya sabes: si te han disparado una flecha, pide ayuda urgente, no te preocupes por conocer el color del arco...
Vértigo va a contar historias. En papel y por supuesto aquí, en internet. Con sencillez, con rigor, y con tu participación, lector. Vértigo quiere ser una revista ajena a la actualidad local: ni los sucesos, ni la política son nuestra referencia. Somos una publicación que mira al mundo. Somos humildes, imperfectos y empezamos en Móstoles y Arroyomolinos. Ah, y queremos crecer.

Envía un comentario