Vida fácil: “Ser muy bueno en dos o más cosas”

Para tener una vida fácil tienes dos caminos: Ser el mejor en una cosa específica (ni lo intentes) o Ser muy bueno en dos o más cosas. Algo así como ser el rey entre la gente que solo tiene una habilidad. Todos tenemos facetas en las que nos podemos colocar entre el 25 por ciento mejor, con algo de esfuerzo. Tú y yo también. Hay un comodín: la comunicación. Fórmate en oratoria, hasta ser mejor que el 75 por ciento. Y súmale tu pasión… Vida fácil. Pongamos a Broncano, tan de moda…

Como humorista, Broncano podía estar entre el 25 por ciento mejor, pero solo con eso no le llegaba: de casting en casting, unas veces lo seleccionaban y otras no. Entonces aprovechó la oportunidad como presentador descarado, también entre el 25 por ciento mejor. Vida fácil.

La receta es de Scott Adams, caricaturista mítico. “Todo el mundo tiene facetas en las que puede situarse entre el 25 por ciento mejor con algo de esfuerzo. En mi caso sé dibujar mejor que la mayoría de la gente, pero no soy un artista. Y no soy más divertido que el monologuista que nunca llega a nada grande, pero sí soy más divertido que la mayoría de la gente. La magia es que poca gente sabe dibujar bien y escribir chistes. Es la combinación de ambas cosas lo que convierte lo que hago en algo excepcional”. Además en el caso de Adams está su experiencia en el mundo de los negocios, que no es común por ejemplo entre los humoristas gráficos.

A la gente joven le aconseja “que aprendan a ser buenos oradores, entre el 25 por ciento mejor; cualquiera puede hacerlo con la práctica. Si sumas ese talento a cualquier otro, de repente te conviertes en el rey entre la gente que solo tiene una habilidad. Pensaba, mientras escribía esto, en Cipri Quintas, buen empresario de la hostelería y la restauración, quizás entre el 25 por ciento de los mejores. Entonces le sumó su condición de gran anfitrión, networker, conector universal: Cipri está entre el 25 por ciento más destacado de las personas que te ponen en contacto con otras personas, con la que necesites: un inversor, un artista, un editor… Éxito.

“Si te gradúas en Empresariales después de graduarte en Ingeniería, Derecho o Medicina, de pronto estás al mando. Tal vez fundes tu propia empresa recurriendo a esos conocimientos combinados. El capitalismo premia lo que es raro y a la vez valioso”. Te convertirás en algo raro, “siempre que reúnas dos o más bienes preciosos” y que nadie más tenga esa combinación. “Al menos una de tus destrezas de tu combinación debe guardar relación con la comunicación, ya sea verbal o escrita. Podría ser simplemente vender con más eficacia que el 75 por ciento restante”. Si ya le pones una tercera destreza… la cosa se pone mejor que bien.

Mira a las personas populares. “Te costará encontrar a alguna persona triunfadora que no se sitúe en el 25 por ciento mejor en unas tres habilidades”.

Envía un comentario