112 avisa: Las peligrosas “sorpresas” en las carreteras despejadas

“Estamos observando que muchos conductores empiezan a utilizar las carreteras con demasiadas alegrías”, avisan desde el 112. Con una imagen-advertencia que ilustra el panorama que tenemos por delante. Un coche circulando por el carril izquierdo ya limpio de nieve y en los otros carriles vehículos que quedaron varados en la noche del temporal.

Y el gentío opinando: “¿Los coches que dejamos cómo se pueden rescatar?”. “Ayuso, confina Madrid al menos el lunes”. “Abrid solo el carril que esté libre de obstáculos, qué desastre”. “¿Alcaldesa, cuándo va a limpiar mi calle que está en sombra?”. “¡Ya pueden hacer justificantes para el trabajo porque mañana no podremos ir!”. Y así.

2020 le sujeta el cubata a 2021

En una semana del nuevo año hemos visto a un chiflado con cuernos invadiendo el Capitolio, más chiflados con trineo por el Madrí nevado, una batalla campal con bolas y vallas de obra, tipos arremolinados cantando a quién le importa como si no hubiera coronavirus, gente que cree que ya es un nuevo día y que la ciudad amanece limpia porque sí… Como le he leído a una tuitera: Creo que 2020 le está sujetando el cubata a 2021. 

2021 se presenta como un año de extremos. A todos los niveles. En barrios como el mío, unos cuantos limpiábamos la acera ya con la nieve pintando hielo, con recogedores y una piqueta, porque no teníamos pala. Nieve y pala. Quién lo hubiera pensado. Y sal. Algunos dirán que no nos lo avisaron lo suficiente. Mientras, en la acera de al lado un gañán sacaba la tabla de snow-board y, usando un par de muñecos de nieve de otros como plataforma de salida, se grababa un vídeo para instagram, supongo.

Lo mejor y lo peor

Las redes borbotean lo mejor de los humanos: gente que ayuda a que una parturienta pueda llegar al hospital, tipos que hacen grupo en telegram para reunir sus 4×4 y ayudar, y mil ejemplos más. Y lo sintomático de esta época comodona y boba: “¡Cómo no ha comprado el ayuntamiento máquinas quitanieves, qué vergüenza!”. Como si nevara cada tarde. Los mismos que seguro que a lo peor no tienen cadenas para el vehículo o que hicieron la compra online el viernes por la tarde y están molestos porque no les llegó el sábado.

Que viene el desabastecimiento

Como la helada de esta noche sea como auguran los meteos y se nos hielen hasta las ocurrencias, lo próximo será: ¡Desabastecimiento! Y todo quisque a hacer acopio de comida, papel…

Cerramos con el 112. Que avisa. Ya están bajando las temperaturas de forma extrema. Mañana todos con cara de sorpresón: “Qué helada, no puedo salir, sin nos hubieran avisado de que había que comprar palos de esos…”.

Envía un comentario