Aumentan los casos de menores que se fugan de casa: SOS Desaparecidos pide que sea delito acogerlos

En el momento de escribir estas líneas había al menos tres menores que se han fugado de cada en Madrid.

Ángel G.S., que se fue de su domicilio en Boadilla del Monte el domingo; tiene solo 15 años y ese día vestía camiseta blanca, pantalón negro y zapatillas bancas tipo Jordan. No es la primera huida de casa y en casos anteriores se refugió en casas de amigos.

SOS Desaparecidos

Fátima E.I. salió de la casa familiar en Collado Villalba este jueves por la tarde, y los padres no han sabido nada desde entonces. Tiene 17 años, mide 1,60 de estatura, tiene el pelo negro, ojos marrones y lleva turbante.

El tercer desaparecido se llama Daniel Alexander M.P. Tiene también 17 años, mide 1,70 metros de altura, complexión atlética, y tiene el pelo rizado y castaño oscuro. Su familia tampoco sabe dónde está.

El presidente de SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, dice que cada vez hay más casos de menores y que por fortuna el 90 por ciento de ellos aparece y vuelve a casa. La mayoría se esconde y duerme en casas de amigos o de conocidos. Y lo más reseñable: hay connivencia de adultos.

Amills pide cambios legales y actuación policial contra los adultos que acogen a menores que se han fugado de casa. Y solicita también a la Fiscalía de Menores que actúe contra los chicos y chicas que se fugan de forma reiterada, por la alarma y por el coste presupuestario que este comportamiento irresponsable tiene en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

El presidente de SOS Desaparecidos propone además la realización de unas jornadas sobre menores que se fugan de casa, en la que participen familias y profesionales, desde la Policía a la Fiscalía y los Centros de Menores.

Envía un comentario