“Bailar en el Teatro del Bosque me marcará para el resto de mi vida”, Santiago Herranz del Río.

Hablamos con Santiago Herranz del Río. Mostoleño de 26 años que hoy viernes 18 de septiembre, baila en el Teatro del Bosque en Vengo: un espectáculo de Sara Cano.

Santiago empezó a bailar en el colegio Pablo Sorozabal en las extraescolares con Mercedes López Casado. Otra de sus profesoras del colegio le propuso que se presentara a las pruebas de acceso del RCPD MARIEMMA.

Acabó sus estudios de danza: 4 años de enseñanzas elementales y 6 años de enseñanzas profesionales. Ha trabajado en países como México, Colombia, Japón, China, Italia, Bahrein, Oman, Arabia Saudi, Turquia,.. y trabaja con: José Antonio Ruiz Compañía, Ibérica de Danza, Fundación Antonio Gades, Ballet Español de Murcia Carmen y Matilde Rubio, Sara Cano Compañía…


¿Qué supone para ti bailar en el Teatro del Bosque en Móstoles?

Justo cuando empecé a formarme profesionalmente el teatro comenzaba a coger forma, y como aquel que dice, lo ví crecer y siempre tenía como referente poder trabajar tarde o temprano allí. Por suerte he trabajado en muchos países y en todo tipo de teatros, estadios… pero bailar aquí me marcará para el resto de mi vida.

¿Qué sientes?

Muchas ganas e ilusión, siempre es un honor bailar en casa, en Móstoles. Cuando me dieron la noticia no entraba dentro de mí de la ilusión de poder bailar ante toda esa gente que siempre te pide que cuando bailes por aquí cerca le avises… Y ese día llegó.

Santiago, ¿cómo empezaste a bailar?

Recuerdo que siempre iba por las esquinas bailando. Si salía Eurovisión: yo bailaba; si había baile en el colegio: yo me asomaba por la rendija de la puerta…

En las clases de música del colegio le decían a mi madre que tenía “buen oído”. Me apuntaron con 3 años a unas clases pero coincidía con mi hermana y no parábamos de “pegarnos” (ríe Santiago), así que tuvimos que esperar un año más. Y con 4 años empecé a bailar.


Cuéntale a la gente: ¿se puede vivir del baile?

Dificil responder (resopla). No sabría decir un sí seguro, ni tampoco un no.

Te diría que se puede SOBREVIVIR, se puede sobrevivir de la danza. Muchas veces hay que complementarlo con dar clases u otras cosas. A día de hoy, la danza en España no se valora como se debería, se valora mucho más fuera del país. Tampoco ayudan a las compañías privadas a que tengan mas facilidades de espacios donde ensayar, mas contrataciones, mejores condiciones… es un mundo en el que hay muy poco trabajo para la cantidad de profesionales que hay. Una pena.

¿Cómo estas viviendo la pandemia?

La pandemia nos ha dejado más desamparados de lo que ya estábamos. A día de hoy puedes tener un bolo y a 3 días de que se celebre, te lo cancelan. Así que: no lo cobras. Durante todo el tiempo de confinamiento no he tenido ni un euro de ingresos, porque sino bailas no cobras.

El alquiler, el agua,… lo tienes que pagar de tus ahorros. Los cuales son escasos. En la pandemia tuve que pedir mi propio paro y gastarlo. Seguimos en tiempos de pandemia y es una incógnita si dentro de 3 días podrás bailar y cobrar.

En el tren, autobús, avión,… puedes ir comiendo y bebiendo, lo cual puedes quitarte la mascarilla y van al 100% de ocupación. En cambio, en el teatro esta al 50%,60%. LA DANZA ES SEGURA. Ensayamos con mascarilla y está siendo muy duro para nuestro trabajo pero de ahí también depende nuestra seguridad y la de todos. La cultura, el amor al arte, nos hace adaptarnos a todo.

Las entradas para A Escena se pueden adquirir aquí.

Envía un comentario